Ovación

Godoy Cruz y Arsenal aburrieron con un empate sin goles en Mendoza

Este es el tercer partido que Arsenal no pierde, el mismo tiempo que Caruso Lombardi está en el club, mientras que Godoy Cruz sumó su segundo empate en los últimos cinco cotejos.

Domingo 07 de Junio de 2015

 

Godoy Cruz de Mendoza y Arsenal igualaron esta noche 0 a 0 el discreto partido que disputaron en el estadio “Malvinas Argentinas” por la decimoquinta fecha del torneo de Primera División.

El conjunto mendocino terminó con diez hombres por la expulsión del delantero Javier Correa, a los 44 minutos del segundo tiempo, por un codazo contra el defensor Dany Rosero Valencia.

Este es el tercer partido que Arsenal no pierde, el mismo tiempo que el entrenador Ricardo Caruso Lombardi está en el club, mientras que Godoy Cruz sumó su segundo empate en los últimos cinco cotejos.

El partido fue monótono y sin vuelo en su primera mitad, un poco por las falencias propias de ambos equipos y otro por la fricción y presión que se vivió en cada sector del campo de juego.

En ese contexto fue el equipo local el que tuvo un poco más de iniciativa, pero de todas maneras Giménez, quien hizo las veces de enlace, nunca pudo conectar en buena forma con los delanteros Juan Garro y Leandro Fernández.

Arsenal, con el libreto típico de los equipos de Caruso Lombardi, apostó básicamente a defenderse y luego salir de contragolpe, aunque Carrera y Rasic no estuvieron muy coordinados.

Las acciones de riesgo ante los arcos brillaron por su ausencia, en gran medida por la falta de criterio para poder crear peligro en las áreas contrarias.

El panorama no cambió de manera sustancial en el complemento, porque todo siguió en la misma sintonía.

La fricción y las imprecisiones continuaron obnuvilando las ideas de los futbolistas, más preocupados por la marca que por la creación, aunque El Tomba estuvo siempre un poco más incisivo.

Sobre los 23, y luego de algunos rebotes, Jerez Silva remató desde afuera del área y el balón pasó cerca del poste derecho de Andrada.

Arsenal no varió su planteo, porque la faz defensiva estuvo en el centro del juego y por eso los delanteros casi que fueron observadores de privilegio.

Una atajada muy buena de Andrada, a los 28, tras un tiro libre de Fernández, fue lo más inquietante de todo el partido, por ese motivo el empate sin goles fue lo más razonable.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS