Ovación

Godoy Cruz hizo pata ancha en la Bombonera y le ganó 3 a 2 a Boca en vibrante partido

Godoy Cruz pegó un Bombonerazo. Lo dio vuelta y le ganó 3 a 2 a Boca Juniors en un partido vibrante, emotivo y también polémico, por la 5ª fecha del torneo Apertura. Matías Jara, Federico Higuaín y Christian Chávez marcaron los goles mendocinos; Salomón en contra y Gary Medel, los tantos xeneizes.

Domingo 20 de Septiembre de 2009

Godoy Cruz pegó un Bombonerazo. Lo dio vuelta y le ganó 3 a 2 a Boca Juniors en un partido vibrante, emotivo y también polémico, por la 5ª fecha del torneo Apertura.

Los mendocinos ganaban por una conquista de Matías Jara, quien sacó provecho de un serio error compartido por el paraguayo Julio César Cáceres y Roberto Abbondanzieri, pero la rareza ocurrió sobre el final del período, cuando el árbitro Rafael Furchi sancionó un autogol del defensor Salomón, que se chocó casi en la línea con el arquero Nelson Ibáñez.

Esa acción dará mucho para hablar y escribir, porque pudo haber carga de Sebastián Battaglia contra el guardavalla dentro del área chica y luego el juez demoró una eternidad antes de considerar que la pelota pasó completa la línea decisiva, a instancias del juez de línea.

En el complemento, Boca tiró toda la carne al asador y se puso en ventaja a los 10 nomás con un tanto del chileno Gary Medel. Pero los mendocinos no se achicaron, aguantaron la presión y a los 33 llegaron a la igualdad mediante un penal que convirtió Federico Higuaín. Y la sorpresa no terminó ahí: en una contra perfecta y con los xeneizes muy mal parados en defensa, Christian Chávez tocó al gol a los 44.

La visita, durante la mayor parte del juego, se mostró como un equipo con muchas flaquezas, sin demasiada vitalidad, incapaz de aprovechar la afortunada ventaja que había sacado al comienzo del juego y recién en el último tramo, con los ingresos de Martín Aguirre y Cristian Chávez, encontró agresividad.

Boca fue propietario casi absoluto de la pelota en el primer tiempo y no le dio utilidad. En la segunda parte alcanzó algo más de firmeza en sus intentos ofensivos y así pasó a ganar, pero finalmente, con un hombre menos por la expulsión del chileno Gary Medel, pagó tributo a su descontrol y a su desorden defensivo.

Boca tuvo la pelota a lo largo de todo el primer tiempo frente a un rival que encaró el partido sin demasiada enegría y se mostró muy permeable en el fondo, pero de todos modos al equipo de Alfio Basile le costó encontrar profundidad y sus llegadas no fueron demasiado claras ni frecuentes.

A los 7 minutos Godoy Cruz se puso en ventaja con un gol insólito, porque el paraguayo Julio César Cáceres jugó muy mal la pelota para Roberto Abbondanzieri, la capturó Matías Jara, eludió el arquero y marcó. El equipo mendocino inquietó el arco xeneize una vez más. Sobre los 29 con un tiro libre de Jorge Curbelo que el número uno desvió hacia un costado.

Boca llegó a los 14 con un cabezazo desviado de Sebastián Battaglia, a los 20 hubo un claro penal de Lautaro Formica a Gabriel Paletta no sancionado y a los 36 Martín Palermo recibió en inmejorable posición, pero pifió su remate y permitió que rechazara Nelson Ibáñez.
Unos minutos después llegó el empate en una acción polémica: cabeceó Cáceres, manoteó Ibáñez, la pelota fue hacia el arco, pegó en Salomón, Battaglia cargó contra el arquero y Rafael Furchi en un principio hizo seguir el juego, pero después por indicación del asistente Adrián Rastelli sancionó gol. La pelota ingresó al arco, pero hubo una clara infracción de Battaglia contra Ibáñez que el árbitro pasó por alto.

El segundo tiempo comenzó con caracteríastcas parecidas a las del primero, con Godoy Cruz resignado a que la pelota la tuviera el rival y sin posibilidades de contraatacar. A los 10 minutos Federico Insúa, quien ganó soltura y libertad de movimientos tras la salida de Juan Román Riquelme, sacó un zurdazo desde fuera del área, Ibáñez dio rebote y Medel de cabeza puso al local en ventaja.

Boca tuvo ocasión de liquidar el partido a los 16 cuando Ricardo Noir remató desviado en la boca del arco y a los 19 cuando Ibáñez salvó sucesivamente ante Guillermo Marino y Noir. La situación parecía controlada. Pero a los 31 se fue expulsado Medel por un empujón que le dio tontamente a Formica y de inmediato el paraguayo Claudio Morel Rodríguez le cometió un penal a Aguirre, cuyo ingreso empezó a cambiarle la cara a Godoy Cruz. Federico Higuain aprovechó para empatar.

Boca quiso ir por la victoria, aun con 10 jugadores, pero perdió la poca solidez que le quedaba y dejó huecos para los contragolpes de los mendocinos, que estuvieron cerca a los 38 con un derechazo apenas desviado de Gabriel Vallés y a los 40 con un cabezazo desviado de Chávez.

Sobre los 44, con todo Boca jugado en campo rival, Jara condujo un contragolpe por izquierda, llegando al área la cruzó y Chávez, aprovechando el quedo de Abbondanzieri, estableció el 3-2 definitivo.

Pocas oportunidades volverá a tener Godoy Cruz de ganar un partido habiendo hecho tan poco, pero es que Boca sigue brindándole todas las ventajas a cualquier rival que se le cruce.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario