Ovación

Gestión errada y crítica fragmentada

La comisión directiva de Newell's fue castigada en los últimos días con mayor dureza por su política futbolística. Los cuestionamientos parten de una oposición balcanizada.

Lunes 01 de Abril de 2019

Días agitados vivió Newell's la semana pasada. El estado de ánimo del hincha medio depende de cómo le va al equipo y las cuatro derrotas seguidas, entre Superliga y Copa Argentina, alimentaron el disgusto. La calma, al menos momentánea, llegó con la victoria sobre Huracán. Antes se vivieron jornadas intensas. La gestión de la comisión directiva en cuanto a la conformación del plantel se cuestionó con mayor énfasis. La campaña del equipo, con un promedio bajo para el próximo torneo, avala a los críticos. El contexto sirvió para que las voces de los sectores opositores ganaran mayor espacio. Pero esos mismos grupos están por demás de fragmentados y el asociado que se expresa por la redes sociales lo hace en mucho menor medida en actos como el del miércoles pasado en la plaza del Foro.

De uno y otro lado se habla de tirar juntos para un mismo lado. Pero hasta ahora no hubo acciones concretas en ese sentido. La preocupación por el promedio hasta el momento es declamativa. A la dirigencia le corresponde la principal responsabilidad: gobernar y sacar a Newell's de esta compleja situación. Escuchar a la oposición también es un buen ejercicio. No alcanza con decir que están todos invitados a dar una mano trayendo proyectos.

A ellos, los opositores, les compete cuestionar con seriedad y no estar esperando un resultado adverso para golpear sin miramientos. Tampoco es real que la decena de agrupaciones existentes, entre las opositoras, las oficialistas y las cercanas a la CD, representan todas al socio. Además entre algunas de ellas no existen tantas diferencias, ni siquiera sustanciales. Ante semejante diversidad es complicado que el asociado se terminé sintiendo identificado con una u otra.

Las últimas elecciones, que llevaron a la presidencia a Eduardo Bermúdez, fueron un ejemplo de esa fragmentación. En junio se cumplirán tres años de ese sufragio. Durante este tiempo, la comisión directiva se fue desmembrando, con la renuncia de 7 de sus miembros. El acierto que le compete al oficialismo apenas asumió fue ratificar a Diego Osella, con una buena campaña que posibilitó quedar ahí nomás del promedio de 1,400 que tanto mencionaba Bermúdez para no tener problemas con el descenso. Pero eso se trastocó luego por errores de diversa índole, desde la designación de técnicos, la ida de juveniles, como fue el caso de Lisandro Martínez, y hasta la incorporación de muchos jugadores que no rindieron.

El manejo de la tesorería, con préstamos confusos, fue otro punto flaco de la comisión. Todo esto derivó en que el juez Fabián Bellizia, a cargo del paraguas judicial, se haga cargo del control del dinero. Fuentes tribunalicias reafirman que a partir de ese momento Newell's se normalizó en los pagos. Es coincidente con la afirmación de que el club se encuentra al día, según expresó en más de una oportunidad el vice Cristian D'Amico.

En los dos últimos mercados de pases se incorporaron 15 futbolistas. Apenas 4 justificaron por qué se sumaron, entre ellos Maxi Rodríguez, quien volvió por propia voluntad. Alan Aguerre, Mauro Formica y Mariano Bíttolo son los otros que le dieron razón a la dirigencia. En la columna del debe aparecen Alfio Oviedo, Iván Piris, Cristian Insaurralde, Teodoro Paredes, Lisandro Alzugaray, Ribair Rodríguez, Zé Turbo, Angelo Gabrielli, Leandro Grimi. Emanuel Biancucci y Gastón Del Castillo. También puede incluirse a Thomas Silvero, aunque en su caso no fue pensado para que integre el plantel de primera.

La designación de Héctor Bidoglio, tras un interinato de dos partidos, se concretó sólo porque no llegó otro. No fue la mejor opción considerando el desempeño del equipo.

La eliminación de la Copa Argentina frente a Villa Mitre de Bahía Blanca agitó las aguas. Ya estaba organizado de antemano un acto leproso en la plaza del Foro, frente a los Tribunales provinciales. A partir de esa derrota en cancha de Unión, la comisión directiva y/o personas vinculadas al oficialismo convocaron a las distintas agrupaciones políticas. A escasos días de una manifestación contraria a la gestión actual, desde distintos sectores de la oposición se especuló con que la intención fue desactivar la convocatoria.

Las agrupaciones que más votos consiguieron en las últimas elecciones, detrás de la ganadora encabezada por Eduardo Bermúdez, no asistieron a la reunión, en la que estuvieron el vicepresidente D'Amico y el secretario Juan José Concina con integrantes de Lepra Unida, La 2 de Junio, Lealtad Rojinegra y las oficialistas Movimiento Rojinegro Querido y La Causa.

Otros motivos del rechazo al encuentro por parte de cinco agrupaciones fue que se fijó sin antelación y sin ninguna chance de consensuar otro día. Esas otras agrupaciones son Te Llevo en el Alma, ADN, Pertenencia Leprosa, Faustino González e Independencia Leprosa. Además, otro grupo opositor es Autoconvocados.

En lo que existe coincidencia, y que fue expresado por todas las agrupaciones, es que hoy no existe ninguna intención de desestabilizar a la comisión directiva. Es que se vienen momentos duros, en los que Newell's se jugará la permanencia en primera.

El acto leproso del miércoles en la plaza del Foro no fue convocante en la misma medida que se expresa el malestar y enojo en las redes sociales. Esto también es una señal de que la oposición tampoco encuentra los canales para concitar un número mayor de socios y fanáticos, más allá de que esa convocatoria fue organizada por la agrupación de hinchas Unidos x Newell's.

El partido más importante en la vida de Newell's se juega la próxima temporada. La dirigencia juega el rol más importante. A la oposición le toca un papel secundario. Pero todos lo jugarán, si es que existe predisposición, pensando en el bienestar del club del Parque.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});