Ovación

Germán Herrera y sus sensaciones por el regreso a Rosario Central

“Volví a mi casa y me reencontré con compañeros de inferiores. Quería esto. Me siento cómodo con lo que estoy viviendo”, dijo el Chaqueño en diálogo con Ovación.

Domingo 17 de Enero de 2016

Desde el jueves pasado volvió a vestir la pilcha con los colores que lleva en las venas. Derrocha alegría en cada frase que dispara. “Sí, estoy muy feliz de verdad. Volví a mi casa. Estoy cerca de mi familia otra vez. Me reencontré con compañeros que nos conocemos desde las inferiores, al igual que con los utileros. También me volví a ver con el profe Monarriz, a quien lo tuve en San Lorenzo. Al Chacho (Coudet) también lo conocía. Quería esto, volver a mi ciudad y a Central sobre todas las cosas. Me siento muy cómodo con lo que estoy viviendo”, comenzó argumentando Germán Herrera en un mano a mano con Ovación. “Ojalá pueda hacer una gran temporada, hacer muchos goles y que luego todo termine muy bien”, expresó ya a modo de deseo el Chaqueño.
  “La idea de volver siempre la tuve. Por eso cuando surgió esta chance lo hablé con mi familia y no dudamos en pegar la vuelta. Sobre todo porque pasamos 12 años dando vueltas por todos lados. Anduve por España, Brasil y Emiratos Arabes. Era hora de regresar. Además, los últimos seis meses no los pasé bien en Brasil por cuestiones personales (ver aparte). Por suerte me sumé a Central muy rápido. La verdad es que estoy feliz desde todo punto de vista”, agregó el delantero.
  —¿Decidiste volver cuando el Chacho te llamó antes de fin de año o después?
  —Se fue dando de a poco. Es verdad que me llamó en diciembre, pero sólo me dijo que había una leve posibilidad. Que no era nada seguro. Pero luego hablamos y ahí me comentó si quería venir. Y no lo dudé. Fue a principio de enero.
  —¿Le dijiste que sí ahí nomás pese a tener todavía contrato con Vasco da Gama por un año más?
  —Sí. No lo pensé dos veces. Por eso luego de decirle que contara conmigo, me fui a Brasil a rescindir.
  —¿Considerabas que era la hora de volver o el hecho de no estar bien en Brasil te forzó a buscar una salida?
  —No, era momento de volver, pese a que en Vasco no estaba bien. Pero no es que en Brasil me trataban mal. Pasa que me sentía mal yo. Y no podía seguir así. Por mi bien ante todo y el del club. No era justo. Necesitaba esto, sentirme cómodo y alegre otra vez en un entrenamiento. Central era lo que quería en realidad.
  —¿Qué cosas te dejaron los 12 años que estuviste dando vueltas en diversos clubes?
  —Enseñanza. Madurez. Fue mucho tiempo el que viví en el exterior. Jugué en Gremio de Porto Alegre, Corinthians, Botafogo, Vasco, tuve un paso por Real Sociedad (España) y viví tres años en Emiratos Arabes. De todos esos lugares aprendí muchísimo, desde lo cultural y lo deportivo. Pero nada se compara con volver a tu ciudad. A moverte en el club que te formó y dio todo. Volver a estar cerca de la familia y los amigos.
  —¿Creías que podías volver teniendo en cuenta que los que van a Emiratos Arabes es como que se pierden del mapa del primer mundo deportivo?
  —Eso lo tuve siempre en claro. Cuando se elige ir para allá se resignan desde lo deportivo algunas cosas. Pero tuve la chance de volver a Brasil y eso, en definitiva, me permitió estar acá otra vez.
  —¿Y qué le podés aportar al equipo entonces?
  —Trabajo y sacrificio. Con el Chacho aún no hablamos nada desde lo posicional o táctico. Pero trataré de brindarme ciento por ciento como cada vez que me tocó defender esta camiseta.
  —¿Coincidís con que se te nota que tenés muchas ganas de jugar y demostrar que podés estar en Central?
  —Totalmente. Es que es así. Mirá, cuando uno está donde quiere estar, y está bien, las cosas caminan solas. Me siento muy bien y con muchas ganas.

“Se ve un gran compromiso grupal”

La campaña que hizo Rosario Central la pasada temporada obligará a todo el cuerpo técnico a estar a la altura de las circunstancias este año. El hincha no se va a bancar salir segundo de nuevo. Menos con el esfuerzo que hizo el club para retener y reforzar al plantel. Pero al Chaqueño no lo asusta semejante compromiso moral. Al contrario. Está dispuesto a pelearla para decorar un buen 2016.    “El hecho de haber realizado una gran campaña nos obligará a mejorarla. Y está bueno eso porque habla bien del grupo. Veo un gran compromiso en cada práctica. Los años sirven además para darte cuenta dónde estás parado. Y acá noto que todos están muy metidos y comprometidos con el proyecto y los desafíos que se vienen”, analizó Herrera.    Y acotó: “Mi última etapa fue en 2004, cuando jugamos la Libertadores con Miguel (Russo) como técnico. Ahora vuelvo para jugar la Copa de nuevo. Tuve la suerte la disputarla con otros equipos y espero poder colaborar con Central cuando llegue el turno de afrontar semejante competencia, que es mucho más dura de lo que parece”. Cuando se lo consultó sobre Ruben dijo: “A Marco lo conozco de las inferiores. Fue el mejor jugador del fútbol argentino el año pasado. Tenemos que estar contentos de tener un delantero como él”.

Del confort de Emiratos a sufrir en Río

A mediados del año pasado dejó el confort que le brindaba Emiratos Arabes para volver a Brasil. El destino fue Río de Janeiro. Vasco da Gama su nueva casa. Pero para el Chaqueño Herrena no fue la estadía deseada. Ni la soñada pese a conocer la ciudad porque ya había vivido un tiempo cuando jugaba en Botafogo.
  “Me costó muchísimo la adaptación. Debe ser porque venía de estar tres años en Dubai, donde pasaba mucho tiempo con mi familia. Pienso que por ahí me pesó a la hora de volver a los largos viajes y a otros temas. No la estaba pasando bien. Extrañaba mucho y además la nena tampoco la estaba pasando bien”, dijo Germán.
  “Por eso cuando salió esta chance me tomé un avión y rescindí con los brasileños para instalarme otra vez acá. Fue la mejor elección que hice. Ahora trato de disfrutar cada momento porque no todos pueden volver al club que quieren”, remarcó un reflexivo Herrera en la intimidad de la charla.

No hubo avances en los temas Donatti y Sosa

En materia refuerzos o venta no hubo avances ni novedades concretas. En realidad, la llegada del arquero Sebastián Sosa quedó supeditada a la revisión de los números en torno a su posible contrato. Más allá de eso, el uruguayo ya le avisó a la comisión directiva de Central que quiere sumarse sí o sí. En tanto, la compleja situación que tiene como protagonista a Alejandro Donatti sigue en veremos. En Arroyito argumentaron ayer que están esperando una respuesta del Flaco o de su representante para ver si acepta la compra de la mitad del pase y una mejora en el contrato. A la vez, desde el entorno del defensor no largan buenos augurios porque sostienen que Flamengo de Brasil quiere contratarlo. Pero la realidad indica que a la sede canalla aún no llegó ninguna propuesta desde Río de Janeiro.
  Sosa habló con Coudet, quien seguramente lo negará, mientras que la directiva auriazul está al tanto “del deseo del arquero por venir a préstamo por un año”. ¿Qué resta entonces para darle un corte a este tema? “Pulir algunas cosas  en el contrato. Es una gestión que debe madurar para que sea posible. Confiamos en que pronto se solucionará para bien”, declararon desde la sede canalla.
  Con respecto a Donatti todo sigue estancado. “Estamos esperando una respuesta del Flaco o el representante. Le queremos comprar la otra mitad del pase y pagarle la deuda que tenemos. Contamos con el dinero para hacerlo”, aseguraron desde el club. Pero la empresa asoma compleja debido a que existe un supuesto interés del  Flamengo carioca. Mientras tanto, el defensor sigue entrenando en Arroyo Seco.

Battaglia, Cetto y Burgos se recuperan muy bien

El cuerpo médico canalla brindó un breve y positivo panorama en torno a los jugadores que vienen trabajando aparte por diversos motivos. El caso saliente es del volante Rodrigo Battaglia, quien se recupera de un esguince de tobillo. A su vez, el defensor Mauro Cetto también continúa moviéndose de manera puntual como consecuencia de una lesión que acarrea desde antes de sumarse a Central. Y el tercer jugador canalla que realiza sesiones específicas es el otro refuerzo, Esteban Burgos.
  Battaglia se lesionó el tobillo el viernes pasado mientras entrenaba con el primer equipo. “Se le puso una bota, pero ya no la tiene más. Ahora está haciendo tareas de rehabilitación en la pileta y viene respondiendo muy bien”, deslizó el médico Marcos Diez. En cuanto se lo consultó sobre el estado de Mauro Cetto, el facultativo canalla afirmó sin dudar: “Viene muy bien. Evoluciona acorde a los tiempos programados”.
  Sobre Burgos, dijo: “Es otro de los que se recupera bien”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario