Ovación

Gerardo Martino reconoció que "es lindo que la gente aplauda" a Newell's

Martino también dijo que el pensamiento sigue siendo sumar cuatro puntos de los seis que restan del Final. También criticó que los que pelean no jueguen a la misma hora.

Sábado 15 de Junio de 2013

Gerardo Martino va a paso firme. No quiere pensar más allá de mañana y en hacer el trabajo que necesita. Y eso, traducido, significa ganar para mantener la ventaja sobre sus perseguidores y después sí ver lo que puede pasar. Por eso, en la conferencia de prensa que brindó ayer, manifestó: "Nosotros nos planteamos después del partido de Unión que nos faltan cuatro puntos y lograrlos nos va a dar la tranquilidad". También, a lo largo de toda la charla, criticó que los que pelean por el título no jueguen en el mismo horario y, a la vez, confesó con alegría que "me gusta mucho que la gente aplauda al equipo. Eso es un reconocimiento".

Los primeros conceptos fueron brindados sobre el rival de turno y de la manera en que se pueda desarrollar este duelo. "Nos imaginamos un partido muy difícil, uno no piensa ningún partido en Argentina con alguna facilidad", dijo y no utilizó la cuestión de la medida de la cancha porque "nos ha tocado jugar en otras chicas y hemos tenido buenos resultados. Podemos ser superiores o que suceda al revés, pero no va a ser por ese motivo".

"Nos preparamos para conseguir los tres puntos el domingo y apuntarle a sumar los cuatro que necesitamos", insistió el Tata teniendo en cuenta que con esa cantidad de unidades no dependerá absolutamente de nadie y el título será netamente rojinegro.

Hoy, al estar tan cerca de alcanzar uno de los objetivos buscados, el DT vive estos momentos de gratas sensaciones y por ser de la cuna leprosa a veces el sentimiento es diferente. "Tengo la obligación de pensar en cómo preparar la semana y cómo planificar todo con respecto al rival. Pero también es difícil no posicionarse en el después del partido. Hay momentos en que me comporto como entrenador y otras como hincha. Desde hace algunas semanas me pasa eso. Si bien se disfruta, la verdad que querría que todo esto terminara rápido", señaló.

Otra cuestión tratada por el técnico fue el horario. Newell's lo hará por la tarde y Lanús-River por la noche cerrando el domingo porque concluirá cerca de la medianoche. Y en esto fue tajante al sostener que "no está bien. Los que juegan por el descenso lo hacen todos a una misma hora y nosotros no. Ya a esta altura poco puedo agregar a lo que vengo diciendo semana tras semana. Una vez más es algo que no está bien hecho".

Newell's hizo el camino hacia la gloria por sí solo y sólo le faltan dos pasos (quizás uno) para llegar al destino final, algo de lo cual el Tata dejó en claro. "Si nosotros estamos en este lugar es por haber jugado de una manera. Me gustaría que sigamos aferrados a lo que hemos hecho", expresó. Y enseguida agregó: "Si no podemos jugar tan bien en este partido y podemos ganarlo; bueno, ganemos". Con esta frase coincidió con los dichos de Gabriel Heinze, quien sostuvo que "yo quiero ganar. Fui criado y me educaron para ganar. En estas dos fechas no me importa si juego bien o mal. Quiero ganar y levantar el trofeo".

También el conductor leproso opinó que "River llega con muchas mejores chances con respecto al torneo que Lanús, pero no sé si será condicionante. Creo que será un partido sumamente parejo".

En otro pasaje de la charla el técnico se refirió a los aplausos de los hinchas en momentos del partido para gratificados por el juego desplegado. "La gente de Newell's ha cambiado mucho de la época en que era jugador. La verdad que me gusta mucho lo que sucede, que aplaudan al equipo. Que en un momento haya aplausos me parece muy original y es un reconocimiento a lo que estamos haciendo".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario