Ovación

Gallardo y una práctica particular

A diferencia de otras semanas en las que sí paró a los 11 jugadores titulares, el DT decidió esta vez hacer una práctica distinta, combinada, con opciones para todos los gustos.

Sábado 04 de Octubre de 2014

El superclásico es un partido distinto y por eso el anteúltimo entrenamiento para River también lo fue. Porque el entrenador Marcelo Gallardo le dio la chance a cada jugador de elegir qué ejercicio quería hacer durante la sesión.

La variante, poco vista en un plantel profesional, sucedió en el predio de Ezeiza, donde el Muñeco armó una rutina variada para que sus jugadores pudieran potenciar lo que consideraban necesario antes del superclásico. Hubo diferentes estaciones que contemplaban sesiones en el gimnasio, trotes, remates al arco, pasadas y fútbol-tenis.

No hubo práctica de fútbol formal porque Gallardo ya tiene todo en claro para el partido del domingo a las 17.15 en el Monumental, donde irá el mismo equipo que puso en los últimos dos partidos.

Tampoco hubo excesos en lo físico y táctico, porque eso quedará para hoy cuando por la mañana realicen la última práctica.

A diferencia de otras semanas en las que sí paró a los 11 jugadores titulares, el DT decidió esta vez hacer una práctica distinta, combinada, con opciones para todos los gustos.

Después de una entrada en calor colectiva, los futbolistas pudieron ir variando el entrenamiento en función de sus necesidades. Hubo gimnasio, trotes, remates al arco, pasadas de fondo, desbordes y centros, y un distendido fútbol-tenis.

Con el equipo confirmado (Barovero; Mercado, Maidana, Funes Mori y Vangioni; Carlos Sánchez, Ponzio y Rojas; Pisculichi; Mora y Teo Gutiérrez), lo que queda determinar es quiénes estarán en el banco de suplentes.

El entrenador millonario sorprendió al no concentrar al juvenil Guido Rodríguez, quien subió al plantel profesional ante la lesión de Matías Kranevitter, que ayer visitó por primera vez a sus compañeros tras la operación por la fractura del quinto metatarsiano. Entonces, Gallardo no tendrá un volante central natural en el banco de suplentes en caso de que ocurra algo con Ponzio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario