Ovación

Gales, en un partido frenético

El dragón consiguió un difícil triunfo ante Fiji 29-17 en el Oita Stadium y se aseguró un lugar en los cuartos de final.

Jueves 10 de Octubre de 2019

En un partido que mantuvo la paridad casi hasta el final, Gales sacó a relucir su capacidad ofensiva y logró derrotar a Fiji 29-17. Fue clave la aparición goleadora del wing galés Josh Adams, ya que se anotó en el marcador con un hat trick y le permitió al equipo del dragón asegurarse el pase a la siguiente instancias.

Sin dudas que el equipo fijiano logró sorprender y desde muy temprano castigó el ingoal de Gales. Desde el kick off, avanzó ganando territorio con su poderío físico y llegó al try de la mano Josua Tuisova, quien se sacó a tres galeses de encima y apoyó.

El dragón no sólo no reaccionaba sino que además quedaba en desventaja por la amarilla a Ken Owens. Esa superioridad fue bien aprovechada por el equipo de John McKee. Desde un line ganado, la pelota atravesó todo el ancho de la cancha para que el fullback Murimurivalu apoyara en esquina.

Diez minutos más tarde, le tocó a Fiji jugar con uno menos por una amarilla a Tevita Cavubati. De la misma manera, Gales respondió a esa superioridad sumando sus primeros puntos. Un patada alta de Biggar, Adams superó a Volavola en el aire marcando el primer try del campeón del Seis Naciones.Aún así Gales estaba intranquilo y se reflejaba en su juego. No le era fácil avanzar sobre la fuerte defensa fijiana y cometía demasiados errores no forzados. Pero de tanto insistir llegó al try de Adams con el que pasó al frente por primera vez en el partido. Sólo dos conversiones marcaban la diferencia por lo que el segundo tiempo tenía sabor a incertidumbre.

El complemento empezó nuevamente difícil para Gales, sorprendido por Fiji que no se mostraba desgastado y seguía imponiéndose físicamente, sin darle espacios. Los europeos se quedaron nuevamente con uno menos por la amarilla a James Davies. Nada pudo hacer Gales ante la fuerza y el empuje de los forwards fijianos en el maul y un try penal le dio a los isleños otra vez la ventaja en el marcador.

Adams, hecho un loco

Así el marcador fue cambiando hasta que Adams volvió a aparecer para marcar su hat trick y empezar a encaminar el partido para el lado de Gales. Luego, una conquista del fullback Liam Williams ya sentenció la historia y pese a que los isleños siguieron buscando, el éxito ya estaba en sus manos.

Escocia no tuvo piedad

Escocia jugó con todo su potencial y vapuleó 61-0 a Rusia, en un resultado más que lógico teniendo en cuenta los potenciales de ambos seleccionados. El cardo, que realizó catorce modificaciones para descansar a sus titulares para el crucial partido ante Japón en la última fecha, buscaba asegurar un triunfo con punto bonus que lo mantuviera en carrera para la clasificación a cuartos y así lo hizo.

Se sabía que no había equivalencias entre Escocia y Rusia y eso fue lo que terminó ocurriendo en el Shizuoka Stadium Ecopa, debido a que el seleccionado del cardo jugó al pleno de sus capacidades y la goleada a los osos cayó por decantación.

Escocia fue un festival de tries: anotó un total de nueve -dos del goleador del partido Adam Hastings y un hat trick de George Horne- que significaron el abultado triunfo frente a un Rusia que poco pudo hacer en el match.

Este partido sirvió a los dirigidos por Gregor Townsend para afinar la maquinaria de cara al duelo que de la última fecha del grupo frente a Japón, nada menos.

Una zona que aún no se define

Cuando aún a muchos equipos les resta jugar la cuarta y última fecha de la primera fase de la Copa del Mundo, ya aparecieron la mayoría de los equipos que jugarán los cuartos de final.

La única zona que aún no está definida es la A, que tiene a Japón, Irlanda y Escocia como aspirantes. De estos tres equipos, Irlanda enfrenta a Samoa, uno de los rivales más flojos del grupo, mientras que Japón y Escocia se enfrentan entre sí, por lo que se desprende que el ganador de este partido será quien acompañe a Irlanda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario