Ovación

Fútbol o escritorio

Dirigentes de Boca, River y autoridades de la organización se reunirán a las 10 para buscarle una salida a la definición de la Libertadores.

Martes 27 de Noviembre de 2018

Hoy arrancará otro partido final de la Copa Libertadores. Lejos de las canchas, lugar donde debe dirimirse en este caso un campeón de América. Lo lógico. En un espectáculo para disfrutar, palpitar, gozar y hasta sorprenderse. Nada de eso sucederá por el momento y aún no se sabe cómo se resolverá el ganador. Porque Boca decidió ganarlo en los escritorios y está en su derecho de hacerlo más allá de que no es lo ideal en el fútbol. Y River pretende que sea sobre el césped del Monumental, que durante dos días aguardó que la bocha rodara y sea observada por 60 mil almas en el estadio y millones a través de la TV. A las 10, en Luque, el presidente millonario, Rodolfo D'Onofrio; el xeneize, Daniel Angelici, y miembros de la Conmebol, con su titular Alejandro Domínguez a la cabeza, comenzarán a discutir cómo se resolverá una situación que tiene diversas aristas. Nada es simple y cada uno buscará sacar la mejor ventaja posible.

"Los partidos se ganan en la cancha", había repetido el Tano en diversas ocasiones cuando se manejaba la chance de la postergación del encuentro y en el medio de las intensas presiones de la Conmebol para que se jugara de cualquier forma. La realidad indica que debe ser así. Es fútbol o todo debe resolverse sobre el terreno de juego, pero lo sucedido en 2015 cuando los millonarios recurrieron a la vía legal y se quedaron con la clasificación en la Copa erigió no sólo en los hinchas sino también en varios directivos. Y esa idea primaria que tenía el presidente de Boca la debió modificar porque "me debo a los socios".

D'Onofrio montó en cólera ante este cambio de pensamiento porque "había un pacto de caballeros". Pero en el fútbol como en la vida la gran mayoría recurre a la ventaja. En definitiva en lo que se incurre muchas veces con el fin de ganar como sea. Es cierto, River lo hizo en aquel entonces y en Boca ven esta situación como una manera de devolverle las gentilezas. Por eso elevó un informe detallado con las lesiones de los diez futbolistas y la sucesión de los hechos (una locura sin arreglo). Y en base a eso Angelici exigirá que se suspenda el partido y se lo dé por ganado a su equipo, según estipula el artículo 18 del reglamento de la Libertadores.

La idea de los millonarios es pedir que el partido se reprograme y que el mismo se dispute en el Monumental con público. También argumentará que los incidentes no sucedieron dentro del estadio ni en el perímetro, por lo que el club no tienen responsabilidad de lo sucedido.

¿Qué quiere la Conmebol? Lo que pretendió y hasta exigió a pesar de los graves incidentes, es decir que el campeón se defina en la cancha y no en el escritorio, algo que no le hace bien a este deporte y por eso hará lo imposible para que así sea.

Boca tiene las armas como para quedarse con el título sin jugar e irá por la vía legal. River quiere torcer esa idea y desea que haya un tercer intento de revancha final. Que la tercera sea la vencida.

Los xeneizes pueden quedarse con el título en la pelea en los escritorios. Los millonarios gritar campeón ante su gente si es que la Conmebol decide que se dirima en la cancha. Más allá de la resolución que se adopte, el papelón está hecho (derivó en la renuncia del ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo) y la Copa totalmente manchada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});