Ovación

Fútbol, goleada y sorpresa en el arranque del nuevo Newell's de Bernardi

Mostró una cara muy diferente a la del primer semestre y con varios juveniles superó táctica y futbolísticamente a un Racing totalmente desconocido. Pocos imaginaron un inicio arrasador.

Lunes 13 de Julio de 2015

Este es otro Newell’s. Por lo menos así se mostró ayer en el Coloso Marcelo Bielsa. Con nuevos nombres y pibes que comienzan a volar. Mostró fútbol, juego asociado, enjundia, presión, sacrificio y contundencia, todos condimentos necesarios para cocinar a Racing Club en el Parque y golearlo por 3 a 0 en el debut de Lucas Bernardi como entrenador. Todo fue color rojo y negro, no sólo fuera de la cancha si no en el césped, donde hubo un solo equipo: Ñuls. La Academia fue apenas un partenaire de ocasión que paseó una llamativa modorra futbolística y deshilachado.
  La gente llegó al estadio con cierta incertidumbre con lo que se iba a encontrar. Y permaneció expectante un tiempo. A medida que pasaban los minutos y el rojinegro entró en funcionamiento los ojos de los hinchas se iban iluminando. Había una grata sorpresa. Y, entonces, el empuje anímico comenzó a elevarse.
  Después de un inicio dubitativo fue la Lepra la que entregó el primer aviso con un disparo de Tevez que se fue apenas desviado. Y antes del cuarto de hora Escobar ganó en el salto ante Grimi (falta de por medio) y la jugada concluyó con Tonso acomodando el cuerpo y poniendo la pelota contra el palo izquierdo de Saja. Golazo del reemplazante de Maxi Rodríguez para sorprender a una Academia adormecida.
  Tuvieron que pasar 20’ para que Racing metiera presión y lo hizo con un centro de Noir (ex Newell’s) dejando a Ustari a mitad de camino cuando salió a cortar y el Coty Fernández (apareció entre los once en lugar de Diego Mateo, ver página 6) salvando en el área chica.
  Lo que se falla en un arco se paga en el otro. Racing no pudo vencer a Ustari a través de Aued y la contra fue letal. Scocco abrió para Tevez, centro cruzando toda el área, Tonso llegó sobre la línea, toque hacia atrás y Nacho que empujó el puñal para clavar el 2-0.
  Newell’s mantuvo su idea. El ímpetu de ir por más y no dejar reaccionar a Racing. Y estuvo cerquita de pegar por tercera vez tras una gran jugada combinada con disparo de Scocco que tapó Saja y el rebote fue de Tonso desviado. Iban 2’ del complemento. A los 5’ otra vez la Lepra mostró su peligrosidad con el pibe Mancini tirando desviado.
  Se veía venir el derrumbe académico. Superado ampliamentepor el rojinegro, que iba y no paraba de ir. La tercera jugada fue la vencida con otra enorme jugada colectiva que terminó en centro de Tevez y toquecito de Scocco para el 3-0. Goleada que rompía el Prode ante el último campeón que sólo había perdido una vez en el torneo (en la primera fecha ante Central).
  Después de más de un mes Newell’s volvió a presentarse en casa. Con caras conocidas y otras que comienzan a conocerse. Con otro técnico y recuperando la filosofía futbolística. Se encontró con un rival irreconocible teniendo en cuenta sus antecedentes y el andar en el campeonato, por eso la goleada toma aún mayor dimensión. Con un Nacho Scocco  encendido, un Tonso enchufado e intratable y los Lucas boys que le dieron el toque juvenil a un equipo que empezó a recuperar su esencia. Y, sin dudas, sorprendió e iluminó con juego la gris tarde en el Coloso.

Los Rodríguez cumplieron el sueño de jugar juntos

Los primos Maximiliano (34 años) y Denis Rodríguez (19) tuvieron la posibilidad de jugar juntos en la primera de Newell’s, un sueño hecho realidad y que se imaginaron durante largos años. La Fiera ingresó en el complemento y se dieron el gusto de jugar juntos.

Scocco recuperó su fútbol y se mostró encendido

Ignacio Scocco no sólo volvió al gol y por duplicado, también fue la gran figura de la tarde noche en el Coloso. Así como hubo otro Newell’s muy diferente y con una dinámica diferente a aquel de Américo Gallego, Nacho mostró el juego que tuvo tiempo atrás y que lo convirtió en el goleador del equipo de Martino. Otra saludable recuperación para el rojinegro de Bernardi, al menos en el reinicio del campeonato.
  Movedizo y nada estático. Así se mostró Nacho, recuperado físicamente como para poder desarrollar el trabajo que le encomendó el DT. El de jugar de nueve, pero retroceder para abrir espacios, tomar contacto con los volantes y superar a los defensores no sólo en velocidad sino también a pura gambeta. Y acompañar las jugadas esperando el centro o el error defensivo del rival para marcar.
  Sus conquistas llegaron de esa forma, terminando una gran jugada colectiva que elaboró el equipo. Un centro atrás de Tonso cuando iban treinta minutos del primer tiempo y Nacho empujando hacia el gol para poniendo el 2-0.
  Y a los 5’ del complemento también casi de la misma manera, terminando un ataque picante. En esta oportunidad el centro apareció desde la derecha a través de Tevez y Scocco metiendo el 3-0, y cerrando la goleada presentación de la Lepra.
  El atacante de Hughes había anotado 2 goles en once partidos en el primer semestre del año con el Tolo como DT. Ayer golpeó dos veces mostrando una recuperación futbolística personal.
  Otro párrafo aparte merece Martín Tonso, quien hasta se fue ovacionado cuando fue reemplazado en el complemento por Figueroa. Estuvo picante, movedizo y por momentos intratable. Si hasta se encargó de abrir el camino de la goleada con una definición exquisita a los 13’ del inicio del juego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario