Ovación

Fútbol, desde el origen

Mauro Leguiza, Fabián Gómez y Sergio Cortés son rosarinos, de familia qom, de la primera selección nacional indígena.

Jueves 16 de Julio de 2015

La selección de fútbol argentina juega hoy en Chile. No, usted no está leyendo una nota de un diario viejo. Hoy a las 19, Argentina enfrenta a Colombia por la Copa Indoamericana, en el estadio Canadela de Arica, al límite con Perú. Se trata del torneo que enfrenta a ocho seleccionados de pueblos originarios: Colombia, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Perú, México, el anfitrión trasandino y el equipo nacional que tiene en su plantel a tres rosarinos descendientes de familias qom: Mauro Leguiza (volante), Fabián Gómez (defensor derecho) y Sergio Cortés (arquero y defensor). Son tan de esta provincia como Messi, Mascherano, Lavezzi, Garay, Di María, Guzmán o Banega, pero absolutamente desconocidos.
Estos tres jugadores y los otros quince que forman el plantel son jóvenes de descendientes de los primeros dueños de estas tierras. Además de qom son de origen wichi, mapuche, iogi y chané, mayores de 18 años, padres algunos, ayudantes de albañil otros, estudiantes o empleados que viajaron por primera vez fuera de la región y en avión. Vestirán con orgullo la albiceleste, pero también levantarán la wiphala, la bandera de siete colores de origen aimará, símbolo de la igualdad y unidad de los pueblos originarios.

Guapos. La selección está dirigida por Esteban Pogany _ex arquero de Boca, Independiente, Racing y San Lorenzo_ designado por el Instituto nacional de Asuntos Indígenas (INAI) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). El DT dijo que para él esta es una experiencia “nueva”, pero se animó al desafío. “Hay que pulir varias situaciones en lo táctico y en lo físico. Hay dificultades en ambas, pero hay chicos que naturalmente son muy potentes y me llamaron la atención. Sin ninguna preparación previa ni entrenamiento, físicamente algunos son dotados; y guapos, se la rebancan: no es que peguen patadas, sino que no tienen ningún temor”, aseguró Pogany.
Ovación dialogó ayer con el coordinador del INAI, Alfredo Acuña, mientras el equipo estaba en la  inauguración de la Copa, realizada en el estadio Municipal Peñalolén de Santiago, con la presencia de la presidenta Michelle Bachelet.
“El fútbol es un buen motivo y una buena excusa para visibilizar a estos pueblos. Es el primer seleccionado de originarios de la historia del fútbol argentino, comenzó a formarse en abril: 31 jóvenes, muy buenos jugadores, fueron convocados en Ezeiza para los entrenamientos en el mismo lugar donde entrenan los de la selección nacional”, selñaló.
Los mejores 18 jugadores indígenas del país, además de los rosarinos Leguiza, Gómez y Cortés son Cristian López, Joaquín Gracionis, Juan Usagasti, Jorge López, Enzo González, José Molina, Esteban López, Alexandro Fernández, Maximiliano Fernández, Jonathan Notagay, Maximiliano González, Sebastián Hernández, Martín Denis Merino, Aníbal Ancán y Lucas García. Todos viven hoy en las provijncias de Salta, Río Negro y Buenos Aires.
El grupo A está encabezado por Chile y a él se suman Perú, Paraguay y México. El grupo B tiene como cabeza de serie a la selección argentina y completan la serie Colombia (dirigida por Carlos Valderrama), Ecuador y Bolivia. Tras el partido de hoy, la selección nacional se enfrentará el 19 con Ecuador y el 21, contra Bolivia.
Los argentinos tienen una camiseta oficial que es distinta a la de la selección oficial. “Esta tiene un sólo color, azul francia, y dos franjas en el frente: una con la bandera argentina con el sol y otra con una franja compuesta por símbolos y colores representativos de los pueblos originarios de Argentina”, explicó Acuña al referirse a esta selección que juega a la pelota, pero también interpela el origen ancestral de los pueblos americanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario