Ovación

Fruto de la pasión

Universitario inauguró la segunda cancha de césped sintético en el barrio Las Delicias.

Martes 26 de Noviembre de 2019

Universitario crece y lo hace por y para su gente, generando un círculo virtuoso que, como el fin de semana, quedó a la vista. El domingo, horas antes del mediodía, en el estadio Dr. Fernando R. Ruiz la institución inauguró la segunda cancha de hockey de sintético, que está ubicada a continuación y al sur de la cancha uno, completando así un complejo de juego en un mismo predio.

“Lo que motivó su construcción fue la necesidad de contar con un espacio mayor, debido a que el hockey de Universitario viene creciendo de forma sostenida durante los últimos años. La cancha es de sintético, con base de arena, similar a la cancha uno. Adicionalmente se acondicionaron las vías de escurrimiento laterales, el cerco perimetral, los parapelotas y están en camino las columnas de iluminación”, explicó Andrés Sylvestre Begnis, presidente de Universitario.

“Los costos se cubrieron con mucho esfuerzo y colaboración del club en general y del hockey en particular. Los jugadores colaboraron pagando una cuota adicional que llamamos “cancha”, además durante los últimos años hubo fiestas, eventos y se vendieron lotes para recibir donaciones de socios, simpatizantes y ex jugadores... todo se hizo con recursos genuinos que hacen que tanto el hockey como el club tengan grandes motivos de celebración y orgullo”, explicó el máximo dirigente académico.

“El aporte realizado por la Municipalidad de Rosario fue fundamental para alcanzar esta tremenda obra de infraestructura. Sin el aporte del municipio no hubiera sido posible, sin dudas”, completó Sylvestre Begnis.

“Con esta obra no solamente vamos a estar dando la posibilidad de más y más deportistas de mejorar el desarrollo de sus cualidades técnicas, y convertirse en este caso en mejores jugadores de hockey. También vamos a estar colaborando desde un humilde lugar, en que muchos jóvenes puedan crecer de forma más saludable, puedan profundizar vínculos de amistad, puedan internalizar los valores de ser parte de un equipo. Creo que es la responsabilidad que los más grandes tenemos con nuestros jóvenes”, destacó, a su turno, Fernando Forli desde la capitanía de hockey de club.

En el momento más emotivo del acto, Forli se refirió a la figura de Charlie Young, quien fuera el alma máter del hockey en Universitario. “El hockey de Uni le debe todo; el de la ciudad y la región, mucho. Hablar de Charlie es hablar de pasión, solidaridad, compromiso, respeto, humildad, honestidad... Todos valores que él pregonaba día a día. Muchos tal vez sin siquiera darse cuenta. Porque era así. Estaba en su ADN. Un ser humano ejemplar. Su huella quedará marcada pr siempre. En muchas personas para las que fue un gran maestro y en tantas otras que quizás ni pudieron conocerlo”, dijo Forli para luego destacar que “los más chicos deben saber que hubo un gran hombre que trabajó incansablemente por ellos y por muchas generaciones más que están por venir. No sólo para que puedan jugar al hockey, sino para que a través del deporte, sean mejores personas. Ese es su gran legado”, concluyó.

Esas palabras no hacen otra cosa que remarcar porque los académicos son distintos al resto. Casa de los olímpicos María Gabriela Pazos, Ezequiel Paulón, Manuel Brunet, Ayelen Stepnik, Laura Andrea del Colle y Santiago Micaz, Uni también es la cuna de grandes jugadores y entrenadores de muchísima calidad, quienes mostraron hasta en los niveles superiores un sentido de pertenencia muy grande hacia el club.

Un poco de historia

Los primeros pasos del hockey en Universitario datan de 1967, bajo la presidencia de Jaime Slullitel. La actividad por entonces no estaba organizada ya que no había un ente que lo reglamente y por eso todo se limitó al aprendizaje y entrenamiento de este “nuevo” deporte, actividades que se realizaban solamente los días sábados en el predio ubicado en el barrio Las Delicias.

Dos años después, en 1969, cuando nace la Asociación de Hockey del Litoral (AHL) se inscribieron los primeros equipos femeninos, uno en primera y otro en segunda . La participación masculina, en tanto, no estaba tan arraigada y duró poco, hasta la llegada de Charlie Young en 1972, que es cuando toma un impulso mayor y marcó un antes y un después en la historia del club.

Los varones empezaron a jugar en Buenos Aires acumulando una gran experiencia, al punto tal que en 1979, cuando se disputó el primer torneo de hockey masculino en la AHL, Uni se anotó y salió campeón.

Desde esos primeros años, hasta hoy, el hockey en Universitario se caracterizó por su “trabajo sostenido y pasión inalterable”, como bien lo señaló Patricio Raffo en su libro “90 años del Club Universitario”.

Los cambios que luego evidenció el juego obligaron al club a aggiornarse. Tenía que dejar atrás la cancha de pasto para reemplazarla por una de césped sintético, cosa que hicieron el 6 de diciembre de 2008 cuando bajo la presidencia de Daniel Salvo y la capitanía de hockey a cargo de Charlie Young hicieron realidad un viejo anhelo. Poco más de una década después de ese trascendental acto, hoy bajo la capitanía de Fernando Forli, Universitario sumó una cancha más, algo que habla a las claras de sus ganas de seguir creciendo.

Un acto breve y un gran apoyo

En el acto estuvieron presentes el secretario de obras públicas de la Municipalidad, Raúl Alvarez; el presidente de la AHL, Juan José Boretti; Carlos Del Colle, quien fue un motor incansable de este proyecto; el ex presidente de Uni, Alfredo Fasce; y el subsecretario de deportes de la Municipalidad, Adrián Ghiglione, entre otros

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario