Ovación

Franco Cervi: "De lo único que tenía ganas era de salir a la cancha"

La figura en el triunfo ante Racing le contó a Ovación las sensaciones por su gol: "Fue una buena noche para mí y para el equipo", afirmó el pibe que sólo tiene tres partidos como titular.

Domingo 15 de Febrero de 2015

Hay días, momentos que siempre dejan marcas. De esas que perduran en el tiempo, que suelen presentarse indelebles. Para Franco Cervi la noche del viernes en Avellaneda será uno de esos casos. Porque su gran actuación fue acompañada de lo que más seduce a un futbolista: el gol. Para él fue especial porque se trató de su primer grito en el fútbol grande. Y con apenas tres encuentros como titular. Todo eso fue lo que provocó que Chucky tuviera hoy un día particular, con una importante cantidad de llamados mientras se mantenía refugiado entre sus afectos. Almorzando en San Lorenzo junto a su familia y más tarde yendo a visitar y saludar a su novia por su cumpleaños. En el medio, le abrió la puerta a Ovación, pero intentando que todo sea rápido. Es que todavía no está acostumbrado a los grandes flashes ni a tantas requisitorias periodísticas, algo que pinta como para suceder si es que logra mantener el nivel que ya dejó entrever que es capaz de brindarse a sí mismo y en función del equipo. "De lo único que tenía ganas era de salir a la cancha", advirtió el volante ofensivo, al que el Chacho Coudet exige al máximo por su dinámica, lo que hace que vaya para arriba como una tromba, pero que también retroceda. ¿Qué es Cervi en este equipo? El lo cuenta: "Soy un volante que tengo que llegar al área, pero que también tiene que volver rápido con el marcador de punta". ¿Qué pasa si no cumple? "Si no volvés, seguro te cagan a pedo", cuenta con una brutal sinceridad.

Pero lo de Cervi no fue sólo por el gol. Es que muchos minutos después (ya en el segundo tiempo) de esa alta cuota de picardía que mostró tras el regalo de Saja, muchos plateístas racinguistas no se cansaban de elogiarlo. "Che, qué atrevido que es ese pibe", tiró un hincha mientras sufría. "Es el mismo que nos volvió locos en el partido del torneo pasado allá en Rosario", le respondió un ladero, también impaciente por el resultado adverso.

"No sé si es fácil o difícil expresar lo que siento. Sí te puedo decir que estoy muy contento porque fue una buena noche para mí, pero sobre todo para mis compañeros. Pudimos ganar, que es lo que habíamos ido a buscar a cancha de Racing. Pero esto recién empieza. Ahora hay que seguir trabajando y lógicamente con más ganas que antes. Haber ganado en la casa del campeón fue algo muy importante", destacó el juvenil de 20 años, que viene de hacer 16 goles en los dos últimos torneos de reserva.

"Me acuerdo de una jugada en la que Saja me tapó una pelota que iba al ángulo". La referencia no es por el partido del viernes. Apunta al encuentro que marcó su debut como titular, también ante el equipo de Avellaneda. "Era justo mi primer partido y encima en el Gigante. En ese momento quería hacer un gol porque era un momento soñado. Por ahí jugar contra Racing me sienta bien, pero es un equipo más. La alegría que tengo es por el gol más que por el rival".

—¿Esperabas tener un partido como el que tuviste?

No sé si lo esperaba. De lo único que tenía ganas era de salir a la cancha y tratar de hacer lo mejor posible. Tuve la oportunidad de hacer el gol, pero lo que más rescato es la actitud de todo el grupo para ganar en el arranque del torneo.

—¿Lo del gol fue picardía o inteligencia?

La verdad es que no sé que fue. Uno trata de estar siempre metido en el partido, muy concentrado, sabiendo que tenemos que aprovechar todas las oportunidades que se nos presentan. Estoy contento por eso.

—¿Cuánto aporta en lo individual tener un partido así?

Muchísimo porque te da mucha más confianza. Después, en lo colectivo, estar a la altura de un equipo como Racing, que venía de ser campeón, te alimenta la ilusión de ser protagonista.

—¿Quiere decir algo que el técnico te dé la titularidad desde el arranque?

Es importante para mí como para el resto de mis compañeros. Tanto a los que fuimos titulares, como los que fueron al banco y hasta lo que se quedaron afuera el Chacho nos dio mucha confianza. Acá nadie se siente apartado porque tenemos un grupo bárbaro. Todo el cuerpo técnico está encima de nosotros, siempre alentándonos y eso suma.

—¿Y con los más pibes, como vos, hay algún trato o algunas palabras en especial?

Por ahí a los más chicos nos están más encima porque somos los que tenemos más cosas por mejorar. De nuestra parte no nos queda otra que escuchar lo que nos dicen para llevar a la práctica todos esos conceptos.

—¿Qué sos en este equipo, volante o delantero?

Soy volante y sé que tengo que volver siempre con el marcador de punta, pero tengo que llegar al área. Tanto yo como mis compañeros tenemos que cumplir con lo que el técnico nos pide.

—¿Te sentís cómodo en ese puesto?

Sí, en realidad trato de hacer lo mejor posible en el lugar donde me toque jugar. Donde el técnico me ponga. Recién arranco y espero seguir mejorando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS