Ovación

Francisco pidió "acompañar y no condenar" a los matrimonios que fracasaron

“Cuando el amor fracasa, porque muchas veces fracasa, debemos  sentir el dolor del fracaso, acompañar a las personas que tuvieron  este fracaso en su propio amor”, dijo el papa argentino.

Viernes 28 de Febrero de 2014

El papa  Francisco volvió a referirse hoy al divorcio y exhortó a  “acompañar” y “no condenar” a los matrimonios que fracasaron, uno  de los temas que será tratado en el sínodo extraordinario convocado  para octubre próximo para tratar los retos y desafíos que enfrenta  la familia.

Así lo señaló en la homilía de la misa matutina en la capilla  de la residencia Santa Marta, según informó hoy Radio Vaticano.

“Cuando el amor fracasa, porque muchas veces fracasa, debemos  sentir el dolor del fracaso, acompañar a las personas que tuvieron  este fracaso en su propio amor”, dijo el papa argentino y pidió “no  condenar” sino “caminar con ellos”.

“íQué bonito es el matrimonio, qué bonita la familia, qué  bonito este camino y cuanto amor!. Y cuanta cercanía tenemos que  dar a los hermanos y hermanas que en la vida han tenido la  desgracia de fracasar en el amor”, sostuvo.

Las separaciones y la administración de los sacramentos a los  divorciados y vueltos a casar están al tope de los temas que -en  los últimos días- Francisco analizó en reuniones con cardenales y  obispos, en preparación al sínodo extraordinario de octubre,  dedicado a los retos y desafíos que enfrenta la familia en la  actualidad.

Así como lo hizo ante los cardenales en el consistorio de la  semana pasada, en su homilía de hoy, el pontífice pidió “no caer en  la casuística” a la hora de afrontar estos temas.

“Esta es la trampa, detrás de la casuística hay siempre una  trampa. Contra la gente, contra nosotros y contra Dios”, dijo Jorge  Bergoglio y pidió a Dios la gracia para “no caer en los  comportamientos casuísticos de los fariseos”.

Además, el papa defendió la “belleza del matrimonio” en el  “que el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer y  en dos forman una carne sola” y aseguró que “Dios no quiere al  hombre solo”.

Por último, pidió que no se hable de un “Cristo demasiado  soltero”, ya que Jesús “se casó con la Iglesia y no se puede  entender Cristo sin la Iglesia y la Iglesia sin Cristo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario