Ovación

Formica y su posible ida de Newell's a Rusia

En medio de las exigencias rojinegras por meterse en la conversación en el torneo, está la posible venta del Gato, pese a que aún no hay nada en concreto. Aunque Dínamo de Moscú sigue interesado en el volante, Mauro prefiere no desviar el objetivo y mantenerse al margen de las versiones que están dando vueltas.

Miércoles 17 de Febrero de 2010

En medio de las exigencias de Newell’s por meterse en la conversación en el torneo, está la posible venta de Mauro Formica, pese a que aún no hay nada en concreto. Se sabe que Dínamo de Moscú sigue interesado en el volante rojinegro y todos hablan de que el club ruso vendría a la carga por el Gato. De hecho, emisarios rusos lo observaron en el partido contra Boca, justo donde le tocó convertir. Pero el jugador prefiere no desviar el objetivo y mantenerse al margen de todas las versiones que están dando vueltas. "Hay que ver cuándo se juegan los minutos que quedan contra Argentinos", bromeó el volante ofensivo cuando se lo consultó respecto a su futuro.

  Desde principio de año se habla de la necesidad de la dirigencia de Newell’s de concretar una venta para equilibrar las finanzas (el club habría tasado su pase en unos cinco millones de euros). Y el jugador que más sonó para emigrar siempre fue Formica. En el cuadrangular Copa Ciudad de Rosario, el Gato ya había sido observado, pero contra Boca la gente de Rusia volvió al Parque y la impresión que se llevó fue la mejor. Cabe recordar que el mercado de pases ruso permite incorporar jugadores hasta la primera semana de marzo, por lo que el ofrecimiento, si es que llega, no tardaría demasiado.

  "Todavía no sé nada sobre el tema, pero tendré que esperar que primero llegue la oferta", destacó Formica, quien dejó en claro que en caso de producirse no le será sencillo tomar una decisión.

   —Es inevitable hablar de tu futuro, porque dicen que la gente de Moscú puede acercarse de nuevo. ¿Cómo vivís este momento?

  —La verdad que estoy muy tranquilo. Estuve charlando con Fabián Basualdo, mi representante, y está el hecho de que me vinieron a ver, pero después no sé más nada.

—Encima vinieron justo el partido contra Boca. —Sí. Tuve un primer tiempo muy bueno, las cosas me salieron bien y además convertí. Vinieron justo. Decí que no lo hicieron en otro partido (risas). —Hay decisiones que tienen que ver con lo familiar.

¿Esas cosas ya las tenés resueltas si llega la oferta? —Algunas. Porque al tener una nena uno piensa en eso y la verdad que se hace complicado, pero todo se verá cuando venga la oferta, si es que llega.

—¿Imaginás que te van a venir a buscar? —Hoy me imagino acá en Rosario, pensando en Newell’s y en el partido del sábado. Después uno piensa en Rusia, en lo que puede pasar, el estar lejos de la familia, de los amigos... Se hace complicado, pero hoy tengo la cabeza acá en Rosario.

—¿Pero pensás analizarla seriamente si llega? —Sí, todo se analiza y también se piensa en eso, aunque por ahora trato de no hacerlo mucho porque si no te terminás volviendo loco.

—¿Los dirigentes qué dicen? —Todos me dicen que ni lo piense, pero no es fácil. Es que para el jugador que se va es complicado.

—Está claro que si la oferta es como se dice no va a ser fácil decir que no, aunque de tu lado todo parece indicar que no te querés ir. —Seguro. Es mucha plata, pero también está lo familiar y el amor de la familia no se cambia por dinero. Del otro lado está mi futuro y el tratar de crecer por ahí no tanto desde lo futbolístico. Si llega la oferta veré qué hago.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS