Ovación

Festejo rosarino en España

Alejandro Bortolussi se consagró campeón de la Copa Leb Plata con Granada y ahora va por el ascenso directo.

Martes 30 de Enero de 2018

Cuando decidió partir a España en 2004, Alejandro Bortolussi tenía sólo 15 años. Dejó la comodidad de la compañía de su familia y las inferiores de Náutico para perseguir un sueño en el básquet y Málaga fue su destino.
Tras un extenso recorrido, el largo alero rosarino se convirtió en uno de los jugadores más requeridos del ascenso español y es base del proyecto de Covirán Granada, que sueña con el ascenso a la Liga Leb Oro de España.
Tras una temporada en la que se ganó la copa pero el objetivo principal se frustró, las ganas de revancha están intactas para esta campaña de la Leb Plata española, en la que acaban de dar el primer paso al quedarse nuevamente con el trofeo de la categoría tras derrotar en casa a La Roda (puntero del torneo) por 71 a 63.
"Veníamos mal en la liga, con dos derrotas en los últimos tres partidos, pero las copas son diferentes, se juegan de otra manera y aunque ellos venían bien y le pusieron ritmo al partido, pudimos darlo vuelta. En el primer tiempo no nos salió nada y fallamos mucho, pero ya en el tercer cuarto defendimos mejor, en zona, nos arrimamos y, a partido igualado, metimos los dobles que había que meter y ellos se vinieron abajo", analizó Alejandro en medio de los festejos. Al relato de vez en cuando le falta alguna "ese", como si el tiempo y la distancia no pudieran alejarlo de su ciudad.
El público de Granada no le soltó la mano al equipo a pesar de la decepción de la pasada temporada, pero ahora la responsabilidad es mayor para uno de los grandes de la categoría. "Ganar la copa está buenísimo y ahora toca festejar, pero a partir de mañana tenemos que ponernos las pilas en lograr el ascenso y sobre todo el ascenso directo. Para eso no tenemos margen de error y debemos ganar todos los partidos que quedan, porque tanto La Roda como Alicante están arriba nuestro en la tabla. No podemos fallar si queremos conseguir el objetivo", se carga la mochila Bortolussi, que disfruta de una ciudad hermosa, con Sierra Nevada o La Alhambra como algunos de sus lugares turísticos por excelencia.
"Estoy muy contento porque a pesar de no conseguir el objetivo principal en la temporada pasada, desde el primer momento contaron conmigo y me dijeron que querían que dé un pasito para adelante, que tenga más ascendencia dentro del equipo. Esa confianza se nota, estoy muy cómodo con mis compañeros y asumo mayor responsabilidad", explicó Bortolussi, quien a pesar del tiempo transcurrido no deja de añorar a su gente: "Se extraña un montón, sobre todo a la familia y a los amigos. A esta altura de mi vida es casi la misma cantidad de años la que pasé en Argentina que en España. Pero como estoy muy bien y muy contento, eso lo hace más fácil de llevar".
Alejandro recuerda como si fuera hoy el momento en el que decidió dejar Rosario para sumarse a las inferiores del Unicaja Málaga, hace ya catorce años: "Son tremendos recuerdos. Fue difícil decidirlo pero a la vez no lo dudé mucho. Era chico y era el sueño del pibe ir a Europa, a España, unas de las mejores ligas del mundo, a jugar en Málaga. Fue duro por mis viejos, mi familia, había que dejarlos atrás, pero fue para cumplir mi sueño. Iba a tener la posibilidad de aprender mucho y de ser profesional", contó Ale, quien reconoce a sus puntales: "Fue más sencillo por el apoyo de mis viejos, aunque sé que debe ser jodidísimo que se te vaya un hijo de 15 años a la otra punta del mundo. Mis viejos y mis hermanos me bancaron siempre desde chico y por eso trato de volver en los recesos y ellos hacen un gran esfuerzo económico cada vez que vienen".
Su carrera en España lo llevó a recorrer varias categorías y a ser fundamental en la Leb Oro de segunda división, pero hace dos temporadas decidió una vez más dejar un terreno conocido y cómodo para sumarse al proyecto de ascenso de Granada.
"La institución es magnífica, no falta nada y la ciudad es hermosa. La gente acompaña de manera impresionante y en estos partidos importantes se llena el estadio, que está a la altura de los mejores del país. Ojalá podamos darles a todos ellos la alegría del ascenso", se ilusionó Bortolussi. Y va por la revancha.

Buenos resultados en Italia

En la B Nacional de Italia, Catanzaro le ganó a Isernia 71 a 56 con 15 puntos y 6 rebotes del rosarino Nicolás Morici, mientras que en la C Udine doblegó a Feletto 67 a 60 con 7 de Matías Príncipe y Leandro Faranna tuvo descanso en Lamezia. Por su parte, en México, Fuerza Regia derrotó a Correcaminos 102 a 82 con 21 de Cristian Cortés y luego 83 a 76 al mismo adversario con 9 del base rosarino. Por su parte, el Santos de San Luis que conduce Juan José Pidal ganó sus dos partidos de la semana ante Capitanes del Distrito Federal. Fue 84 a 71 y 99 a 94. Por su parte, el entrenador Carlos Gorosito asumirá hoy la conducción de Panteras
de Aguascalientes.

David Ferrara

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario