Ovación

Ferreyra confía en rendir en Newell's

Fue muy difícil ubicarlo. Pero Enrique Gómez, el tesorero de San Martín de Monte Comán, club que lo vio nacer y que es dueño de su pase, allanó el camino.

Lunes 24 de Diciembre de 2007

Fue muy difícil ubicarlo. Pero Enrique Gómez, el tesorero de San Martín de Monte Comán, club que lo vio nacer y que es dueño de su pase, allanó el camino. Así, anoche Ovación pudo entrevistar al primer refuerzo de Newell’s, Juan Carlos Ferreyra, en su descanso de Valle Grande, en San Rafael de Mendoza donde estará de vacaciones hasta el 7 de enero, cuando iniciará la pretemporada con su nuevo equipo. "A cualquiera le gusta ir a un club grande", dijo el grandote de 24 años y 1,91 metros de altura. Y acotó: "No me asusta pelear el descenso porque hay un gran plantel".

La operación fue expeditiva, según confió el representante del jugador Gustavo Rodríguez. Y se cerró a préstamo, con una opción de compra que rondaría los 800.000 dólares. "La verdad es que me gustó el trato del presidente Eduardo López", dijo Ferreyra. "Fue todo rápido. Caruso me llamó hace unos días y el sábado acordamos enseguida. Es muy importante para mí realizar la pretemporada completa, porque el ritmo del fútbol argentino es mayor al ecuatoriano", explicó el artillero de ese país con 18 goles, jugando para el subcampeón Deportivo Cuenca.

Ferreyra contó una anécdota de Caruso, que lo conocía bien de Almirante Brown en la B del 2005. "Cuando hablamos me recordó un gol que le hice a Tigre de espaldas y cómo me insultó. Lo bueno es que se quedó con una buena imagen".

El centrodelantero es, detrás de Alejandro Delorte, el más alto del fútbol argentino y fue precisamente suplente suyo cuando llegó a Gimnasia para el Apertura 2005. "Integré un equipo donde había buenos delanteros, pero en el segundo torneo (Clausura 2006) pude mostrarme más e hice dos goles", curiosamente el primero a Central y el segundo a Newell’s en el Coloso, que según él "es una cancha espectacular y donde se siente mucho la presión de la gente. Eso será clave para hacer un gran torneo, que es a lo que aspiro".

Ferreyra (con "y" y no "i" como lo escribieron varios portales) contó de sí mismo que "soy un nueve de área y me gusta estar bien cerca del arco. Trato de aprovechar todas las pelotas y mi altura pero con tal de meterla vale con cualquier cosa".

Al Tanque no lo asusta el descenso porque "seguí siempre el fútbol argentino y Newell’s tiene un plantel de jerarquía" y no dudó en venir porque "a cualquiera le gusta estar en un club grande".

Además, "entiendo que la gente me conoce poco y sé que, pese a que para mí fue muy importante, acá no se valora tanto que haya sido el goleador en Ecuador. Pero esta es como una segunda oportunidad y confío plenamente en aprovecharla". Y no se plantea metas extremas. "No voy ahora para ser el goleador en Argentina. Si se da, mejor. Sólo quiero hacer un buen torneo, meterla lo más que pueda y ayudar al equipo". l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario