Ovación

Ferrari: "Este grupo sabe lo que quiere"

El lateral canalla habló, entre otros temas, del respaldo del plantel a Paolo Montero y apuntó además a "ganar como sea el lunes contra Tigre por la Superliga".

Sábado 28 de Octubre de 2017

Destaca las cosas positivas por sobre las negativas. Por su mente sólo imagina "ganarle como sea el lunes a Tigre porque necesitamos levantarnos en la Superliga". Paulo Ferrari no anda con doble discurso a la hora de analizar el presente de Central. "No estamos como queremos, pero tampoco estamos tan mal", desprende en el amanecer del mano a mano con Ovación antes de incursionar en otros temas sin poner barreras. El lateral derecho y capitán canalla también confesó sin ponerse colorado que "no pasa por querer o no a Paolo (Montero) porque eso está fuera de discusión. Nos sentimos cómodos y a gusto".

¿Cómo toman el partido ante Tigre teniendo en cuenta las necesidades de ganar que tienen?

Sabemos que deberemos afrontar un partido muy chivo, pero a la vez tenemos en claro que necesitamos ganar. No se trata de un partido bisagra o como quieran llamarlo, nosotros sabemos que tendremos que quedarnos con los tres puntos por la realidad que estamos viviendo en la Superliga. No podemos quedarnos sólo con el triunfo que obtuvimos el lunes pasado en Córdoba, que dicho sea de paso fue muy importante para el grupo, sino que la obligación ahora pasa por conseguir la victoria en el torneo local.

Miran lo que viene, pero a la vez no pueden ocultar que el triunfo con Godoy Cruz les permitió respaldar a Montero.

Sí, en ese sentido no tenemos dudas que fue así. Podemos ganar o perder, pero la verdad es que estamos trabajando muy bien y el grupo está contento con Paolo. Lo que pasa es que a veces las cosas no salen como uno pretende o desea. Aunque no pasa por querer o no a Montero, porque eso está fuera de discusión. En el fútbol pasa siempre lo mismo. Es decir que cuando no se puede ganar, se habla más del futuro del técnico que de si se juega mal o bien. Pero este grupo sabe lo quiere en todo sentido.

¿Y entonces qué análisis hacen de estas dos caras que muestra el equipo?

En la Superliga no estamos como queremos, eso es una obviedad. Pero tan mal no arrancamos porque merecíamos haber ganado algunos de los tres partidos que tuvimos. Luego reconozco que los últimos encuentros fueron malos. Perdimos seguido de local, que era algo que no estábamos acostumbrados. Además nos hicieron varios goles también. Nos pasó un poco de todo, pero no hay que poner excusas sino trabajar y revertir esto cuanto antes. Porque sabemos que estamos en deuda en el plano local, aunque en la Copa Argentina nos pasa todo lo contrario. Lo que hay que conseguir es regularidad. Pero estoy convencido de que estamos trabajando muy bien y los resultados llegarán. Ojalá sea el lunes contra Tigre. A eso apuntamos además.

¿Sentís vergüenza cuando ves la tabla de posiciones?

Mucho más que eso, la realidad es que no me gusta para nada ver dónde estamos. Necesitamos levantarnos porque todo esto se soluciona solamente ganando, nada más.

¿La presión es doble para los que son del club?

No, pero a todos nos molesta muchísimo este cuadro de situación, esa es la verdad. A la vez sabemos que por ahí estamos en la puerta de ingreso a la Libertadores. Acá vemos lo bueno y lo malo. Hacemos un balance de cada cosa que nos pasa. Tenemos autocrítica y también valoramos lo que está bien, pese a que venimos teniendo mucho recambio entre partido y partido.

¿Influye en algo el hecho de que Paolo Montero no puede repetir equipo por diversas circunstancias?

De forma directa no, porque hay un gran grupo. Pero lo cierto es que desde que arrancamos la temporada se nos lesionaron jugadores importantes y sufrimos expulsiones, que después se sintieron. Más allá de eso, Paolo se las ingenia para rearmar el equipo.

¿Qué les genera entonces el hecho de que Carrizo venga de hacer un buen partido en Córdoba?

Para el equipo es importantísimo porque Pachi es el jugador más desequilibrante que tenemos. Por eso cuando no juega como todos esperamos, se siente. Pero así y todo te genera tres o cuatro situaciones de gol. La verdad es que confiamos mucho en él porque tiene mucha capacidad de resolución. A eso le sumo que tiene 27 años, conoce el club como pocos porque salió de acá, cómo no voy a estar feliz con el partidazo que hizo contra Godoy Cruz. No hay que olvidarse que decidió regresar a Central con 25 años y teniendo muchísimas ofertas importantes del exterior. Sin embargo, vino y pone la cara siempre. Y eso también hay que decirlo o reconocerlo. Por eso, como hincha me pone muy contento tener un futbolista así dentro de la cancha. Lo mismo me pasa con Marco (Ruben). Dan un plus siempre.

Si es por dar un plus no te podés olvidar de Camacho y Martínez, quienes son de afuera pero se metieron en la piel del club en poco tiempo.

Es verdad. Los dos llevan un corto tiempo y se adaptaron a las exigencias de este club. Por eso se destacan. Saben lo que es Central, cómo piensa el hincha y las presiones que hay. Ellos supieron interpretar lo que se vive acá y por eso andan bien. Los dos son como una especie de espejo para el resto. Para los que vienen de afuera. Porque todos necesitan un período de adaptación para luego rendir como deben hacerlo. Hay que tenerles un poco de paciencia nomás a los nuevos.

¿Lo decís esencialmente por Tobio, Parot, Romero y Gil, quienes por ahora parecen no interpretar lo que es Central?

No, lo digo porque todos necesitamos adaptarnos cuando llegamos a un nuevo lugar. De hecho, cuando fui a River me pasó que no entré enseguida en sintonía. Era todo nuevo y me costó un tiempo poder rendir como esperaban todos. Y acá pasa lo mismo. Con el componente que el club no es fácil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario