Ovación

Fernández sostuvo que "no hay que cargar de obligación a los pibes"

El técnico canalla salió a bancar a los más chicos en una charla a solas con Ovación. "Hay que entender que los juveniles no son los salvadores. Sí van a aportar lo suyo cada vez que entren porque tienen muchas condiciones", resaltó

Sábado 24 de Marzo de 2018

Los tiene bien fichado. No le hace falta recibir un informe tipo radiografía cuando convoca a algún juvenil. Leo Fernández se forjó en las juveniles de Central. Hizo las inferiores desde su rol. Y hoy dirige al primer equipo. Tiene un plantel con jugadores de experiencia. Además cuenta con un buen puñado de "carasucias". Y es ahí donde el entrenador hizo eje en un pasaje de la entrevista a solas que ayer le concedió a Ovación. "No hay que cargar de obligación a los pibes", explicó con deseos de quitarles presión. "Tienen que participar, pero también hay que cuidarlos. Hay que entender que no son los salvadores. Sí van a aportar lo suyo cada vez que entren porque tienen muchas condiciones", resumió.

¿Se puede decir que tuvieron una semana muy tranquila?

En realidad fue tranquila porque nos permitió acomodarnos diferente. Sobre todo con relación a los muchachos que se están recuperando de las molestias. Igualmente seguimos haciendo hincapié en las cosas que debemos mejorar.

¿Cuánto sirvió el triunfo el triunfo ante Chacarita entonces?

Toda victoria siempre es muy importante. Lógico que habernos recuperado en casa contra Chacarita también nos otorgó el plus de acercarnos un poquito más a la meta de la zona de clasificación a la Copa Sudamericana.

¿La idea es probar desde el próximo lunes a Ledesma para ver si llega al partido como piensan?

Por supuesto. Jeremías estará entrenando junto al plantel el lunes y, si Dios quiere, jugará ante Patronato. Siempre fuimos optimistas en este caso.

¿Modifica en algo el hecho de que Patronato tiene la necesidad de levantarse tras sufrir un 5 a 0 y ustedes la obligación de entrar a la zona de Sudamericana?

En Central las obligaciones siempre están a la orden del día por el sólo hecho de ser un club grande. Sabemos de la necesidad que tienen como también tenemos en claro que nos esperará un partido muy complicado. Por eso buscaremos prepararnos de la mejor manera para llegar bien al partido, que será en una cancha que históricamente siempre nos complicó.

¿Te sorprendió tener tantos vaivenes para armar el equipo fecha tras fecha?

No lo esperaba, esa es la realidad. Sí sabía que por ahí debía tomar alguna decisión llegado el momento. Pero tener que hacer cambios obligados nos complicó. Aunque a la vez debo resaltar que cuando dijimos de entrada que todos eran importantes, no mentíamos. Hubo mucha rotación por diversos motivos, aunque los juveniles que entraron respondieron con creces.

¿Qué análisis hacés de Lioi, quien bajó un poco el rendimiento pero es un volante que aún no demostró todo lo que tiene para dar?

Es un claro ejemplo de que en cualquier momento llega ese lapso donde el jugador ya no luce tanto. Pero Andrés todavía no llegó a su techo ni nada de eso. Es muy joven y es normal lo que le pasó. Por eso es que a los más chicos no hay que cargarlos de obligaciones. Tienen que participar, pero también hay que cuidarlos. Los jóvenes están para que vayan adaptándose a la justa medida. Al menos así pensamos nosotros. Hay que entender que los pibes no son los salvadores. Sí van a aportar lo suyo cada vez que entren porque tienen muchas condiciones.

¿A Carrizo le pasó algo similar, ya que estaba bajo y por eso salió del equipo en su momento?

Sucede que cuando estos tipos de jugadores se levantan mal, se nota enseguida. Pero es normal que a veces se lo vea distinto. Somos seres humanos y podemos tener altibajos. A Pachi le pasó, pero por suerte ahora se lo ve muy bien nuevamente.

¿Esperás impaciente a Ortigoza?

Impaciente, no. Pero lo espero. Cómo no vamos a querer contar con un jugador de las características bárbaras de Néstor. Nos puede dar un fútbol diferente y estamos esperanzados en que no sólo contaremos con él sino que además lo disfrutaremos.

¿Sabías que Maxi González reconoció que ya no tenía intensidad y vio bien su salida?

No, pero tampoco me sorprende. Este grupo tiene mucha autocrítica. Y siempre busca superarse. Es un plantel que no se conforma. Siempre apunta a más. Por eso no me extraña que, en este caso, Maxi haya declarado eso. Igualmente, todo el cuerpo técnico habla de manera periódica y sabe cómo es y piensa el equipo.

¿Qué te genera el hecho de que Ruben no rindió desde que asumiste?

Bronca porque es un jugador bárbaro. Es un goleador que queremos tenerlo bien. Si vieran cómo entrena y cómo es acá se darían cuenta de que es un pibe espectacular, más allá del gran profesional que es. Además de ser un referente, estoy convencido de que pronto estará con nosotros otra vez y ratificará toda su capacidad.

¿Coincidís con que en la pretemporada pensabas en un equipo pero luego tuviste que apelar a otro?

Es que fue así. Incluso, hoy en día se ve que hay muchos jugadores importantes que pueden ser tranquilamente titulares, pero no pueden estar en el equipo. Sea por una molestia o por una decisión táctica. Sin embargo, la estructura no se resintió cuando varios de ellos no estuvieron. Se sumaron muchos puntos y les dimos rodaje a varios juveniles.

¿Sentís que sos el entrenador que recuperó a Gil?

No, porque el Colorado fue quien se propuso superarse. El gran nivel de hoy es fruto de su trabajo. Tapa agujeros que otros jugadores no llegan a cubrir, pese a que a veces no se ve. Tiene una gran dinámica. Era un jugador resistido, aunque él solito revirtió eso. Hoy lo aplauden y me alegra por el propio Gil, quien en su momento estaba muy dolido porque las cosas no le salían como quería.

¿Y ya estás mirando a San Pablo, que será el rival de la Sudamericana?

El Cuis (Daniele) y Pirulo (Rivarola) vienen analizando los partidos, pero todavía no estamos pensando en ellos. Consideramos que aún tenemos margen como para ocuparnos de ese partido. Por ahora estamos abocados de lleno a la Superliga. Queremos ir partido a partido. Para Central lo más importante es el rival inmediato.

¿Cómo ven la clasificación a la próxima copa?

Seguimos en carrera. Si uno hace un repaso de cómo se arrancó y cómo está ahora el equipo, se podrá ver que gracias a Dios los resultados empezaron a aparecer. Parece que nos falta poquito, pero en realidad fue mucho lo que hizo hasta acá. Seguiremos soñando y metiéndole para adelante. En ese sentido, no aflojamos jamás.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario