Ovación

Fein se reunió con Lorente y Speciale

La intendenta Mónica Fein se reunió ayer con los presidentes de Newell's y Rosario Central en el marco de la preparación de los clásicos de verano que se jugarán el 20 y 27 de enero.

Jueves 27 de Diciembre de 2012

De un lado Guillermo Lorente, presidente de Newell's. Del otro Norberto Speciale, presidente de Central. En medio de ellos la intendenta Mónica Fein. Ellos tres le dieron vida ayer a una reunión convocada por la mandataria municipal con un objetivo claro: encarar una forma conjunta de trabajo para mejorar la convivencia ciudadana. En medio de la charla salió el tema de los clásicos que se disputarán en enero, pero nada en profundidad. Sí se aferraron a la idea de que esos choques puedan ser un mojón importante en esta cruzada pacificadora y mejorar la relación entre los ciudadanos.

"Hace tiempo que venimos tratando de fortalecer la convivencia entre todos los rosarinos", le dijo a Ovación Fernando Asegurado, secretario de Gobierno de la Municipalidad. El funcionario no participó del cónclave, pero explicó cuál fue el pedido o más bien la solicitud por parte de la intendenta.

El momento tampoco es antojadizo ni mucho menos. La ciudad está a escasos días de vivir el evento más trascendente que tiene y a Mónica Fein le pareció que esos clásicos pueden ser un punto de partida. Por eso convocó a los presidentes. Ella fue la que les dijo a ambos dirigentes que quería mantener una reunión para charlar algunos temas puntuales, que tenían que ver precisamente con esta apuesta por una ciudad más tolerante.

Desde la Municipalidad entienden que la participación de las "dos instituciones más grandes" de la ciudad es clave. "El que viene va a ser un año importante, con muchos eventos de jerarquía en la ciudad, tanto en un club como en otro y lo que queremos es que entre todos trabajemos en un plan integral, orientado a comprometer a los clubes en acciones a largo plazo para bajar la conflictividad", afirmó Asegurado.

Uno de los puntos que más le preocupa al gobierno municipal es el que tiene que ver con las pintadas en toda la ciudad. En ese sentido se les pidió colaboración a los presidentes. De todas formas no parece un tema sencillo de resolver. El propio Asegurado comentó que se trata de un tema "que a ellos también les preocupa", pero que "sienten que solos no pueden hacer nada". Speciale fue directo en ese aspecto. "No es que nos desliguemos del problema, pero Rosario Central no financia a nadie para que pinte las paredes de la ciudad".

La realización de los clásicos de verano le vinieron como anillo al dedo a la intendenta. Es que desde la Municipalidad entienden que se trata de un hecho vital para comenzar a demostrar que "la ciudad está preparada para vivir una fiesta de semejante magnitud". Y en esta consideración no entra si los partidos se jugarán o no con público visitante (ver aparte). "Más que como desafío, los tenemos que tomar como una gran oportunidad para demostrar que se pueden jugar sin inconvenientes".

"El pedido de la intendenta fue claro. Nos pidió que trabajemos de manera conjunta, que contempla la realización de algunas actividades sociales como ir a barrios carenciados, hospitales promocionando eventos y regalando cosas de los clubes. En concreto lo que nos pidieron fue colaboración en esto de bajar un poco los decibeles con la rivalidad", argumentó Speciale.

El puntapié de este pedido ya lo dieron los propios clubes hace poco más de un año, cuando en el bar El Cairo se juntaron dirigentes de ambas instituciones con el propósito de trabajar de manera conjunta en todo lo que tiene que ver con hacer de la rivalidad una cuestión meramente folclórica. En aquel momento ya se había hablado de "transmitir un mensaje de convivencia y trabajar por objetivos comunes".

Ayer la posta la tomó Mónica Fein. Lorente y Speciale se prestaron para aportar su granito de arena.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario