Ovación

Fantoni tuvo su sábado de gloria

El sanlorencino no para de recibir homenajes por haber llegado y dijo: "No puedo creerlo".

Martes 06 de Febrero de 2018

"Si me hubieran avisado que era así, no lo creía". A Alejandro Fantoni se le nota la emoción en las palabras. Es el piloto de San Lorenzo que hace pocos días consumó una hazaña deportiva: terminar el rally más duro del mundo con muy poca experiencia y con un cuatriciclo que ni siquiera tenía las bondades de un 0 Km. Este joven empresario de la vecina localidad se lanzó a la aventura por un desafío personal y jamás, ni en sus mejores sueños, podía haber anticipado la repercusión que tuvo. Primero el gobierno municipal lo declaró deportista distinguido, luego fue homenajeado por el club de sus amores, Rosario Central, y en el mismo sábado de gloria, el próximo pasado, participó del desfile por el 205º aniversario de la histórica Batalla de San Lorenzo, equipado como en el Dakar. Sí, inolvidable.
"Es fantástico recibir tanto cariño. El sábado viví un día inolvidable. Primero en el club, entrando a la cancha con el presidente (Raúl) Broglia, el vice (Luciano) Cefaratti y otros dirigentes dándome la camiseta con el número 276, que es el que usé en el Dakar. Eso sí, hacía tanto calor a las 4 y media de la tarde que parecía que estaba en medio de la carrera (risas)", describió Fantoni. Y prosiguió el relato: "Después vi el partido en la platea con toda mi familia y ganamos, así que fue completo. Le traje suerte, menos mal".
Claro que las emociones de un sábado fuerte no terminarían ahí. El siguiente paso de su excursión fue precisamente en el regreso a su ciudad, donde fue invitado especialmente a participar de los festejos de la conmemoración de la histórica Batalla de San Lorenzo. "Me fui volando de la cancha y desfilé frente a todas las autoridades (el gobernador Miguel Lifschtiz y el intendente Leonardo Raimundo, los principales) con el cuatri, que estaba como terminó el Dakar. Fue impresionante, emocionante".
Fantoni no tuvo ni tiempo de limpiarlo porque "lo mandé a buscar el jueves a Córdoba, donde había quedado (con el team de Daniel Mazzucco). Lo apagué cuando terminó todo el Dakar y lo encendí para llevarlo al desfile. Por suerte arrancó sin problemas (risas)".
"Mucha gente se acercó a saludarme, a sacarse fotos y a felicitarme por lo que había hecho. La verdad es que me puso muy contento recibir ese cariño inesperado". Como el protocolar de la semana pasada, cuando la Municipalidad lo declaró "ciudadano distinguido" o antes, al volver a San Lorenzo después de completar la 40ª edición del Dakar y 10ª en Sudámerica, y fue paseado en la autobomba por toda la ciudad. Por eso, además de feliz no ocultó su sorpresa por lo que generó: "Si me hubieran avisado que era así, no lo creía".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario