Ovación

Falló la vieja guardia

La renovada Argentina iba a los penales con Brasil, pero perdió por Romero y Otamendi.

Miércoles 17 de Octubre de 2018

Era la prueba de fuego para Lionel Scaloni, lo dijera o no. Servía para saber si la renovación que encarna se alimentaba con un truinfo "de aquellos" y apuntalaba su continuidad. Por eso la bronca enorme del DT interino al final. Porque fue un error compartido de los de la vieja guardia, Otamendi y Romero, el que lo privó de la posibilidad de ganarle al experimentado Brasil en los penales. A los 92' se le fue el partido de las manos en un córner.

Sacaloni armó un equipo ordenado y aguerrido. Primero buscó anular a Brasil y prácticamente lo logró. Y después buscó lastimar, aunque sólo tuvo un buen momento al comienzo del complemento.

Consciente de que enfrentaba a un rival poblado de estrellas, que sólo tuvo la baja de Marcelo por lesión, el equipo de Scaloni ajustó mucho las marcas y no permitió que Brasil tuviera sociedades, por lo que dependió mucho de Neymar, muy bien controlado por Renzo Saravia, uno de los puntos altos.

En la mitad de cancha, Battaglia y Paredes hicieron un partido más lento, de tenencia y eso generó que el equipo no quedara mal parado, aunque tuvo un costo en ofensiva, ya que Mauro Icardi por momentos estuvo bastante solo y mucho de espaldas al arco.

Con este escenario, Argentina tuvo dos ocasiones para marcar: un tiro cruzado de Lo Celso luego de un buen centro de Tagliafico se fue apenas desviado y un tiro libre de Dybala que "besó" un palo.

En los primeros quince del complemento, el partido se rompió un poco a partir de que Argentina tuvo dominio del balón y un cambio de ritmo que le hizo ser más punzante, aunque las chances de Icardi y un tiro desde lejos de Paredes no terminaron en gol.

En los últimos minutos de juego, y con bastantes cambios de cada lado, el equipo dirigido por Tité manejó el balón y se posó en campo adversario.

Incluso, Neymar abandonó su posición de extremo por izquierda y, parado por el centro, no tuvo una marca fija y eso le permitió generar mayor volumen de juego.

El final encontró a Brasil dejando una mejor imagen y volcando el juego sobre el área argentina, pero cuando parecía que el ganador se definiría en los penales, un córner de Neymar terminó en gol: Otamendi fue desacomodado fácil por Miranda, Romero tardó en salir y el defensor marcó de cabeza el único gol del partido.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});