Ovación

Europa no se banca que el Balón de Oro haya sido para Messi

Messi es el mejor del mundo. Así lo decidieron 208 capitanes y técnicos de selecciones, más 154 periodistas de todo el mundo, en la elección convocada por la Fifa para determinar el Balón de Oro 2010.

Miércoles 12 de Enero de 2011

Messi es el mejor del mundo. Así lo decidieron 208 capitanes y técnicos de selecciones, más 154 periodistas de todo el mundo, en la elección convocada por la Fifa para determinar el Balón de Oro 2010. Y ese pibe maravilla del que habla el planeta es de acá nomás, asomó en los potreros del Parque del Mercado y entregó las primeras gambetas en las canchitas leprosas de Malvinas. Pero el premio consagratorio que recibió por segunda vez consecutiva no conformó a todos.

El día después de la sorpresiva definición que dejó sin nada a los españoles transcurrió con resonantes repercusiones, sobre todo en Europa donde las voces se alzaron para objetar el método de elección. Como la del arquero Iker Casillas: "Los españoles nos hemos llevado una desilusión. Después de haber ganado el Mundial pensamos que el premio era para Xavi o Iniesta".

A su vez, el presidente de la Uefa, Michel Platini, anunció nervioso un nuevo premio exclusivo para los del Viejo Continente.

"La Uefa dará un premio especial al mejor jugador de Europa, siguiendo el espíritu del Balón de Oro de France Football, que ahora se ha unido al Fifa World Player", avisó el francés y adelantó la jugada para evitar que la imagen de 2009 y 2010 con Messi levantando el trofeo se multiplique los próximos años.

En el diario español Marca la indignación rebozó desde la portada que rezaba "Dos gigantes y un antiespañol", en referencia a Messi y Mourinho (elegido mejor entrenador), y culpando al titular de la Fifa, Joseph Blatter, por dejar a los campeones sin premios. "¿Si no era ahora, cuándo?" se preguntaron.

Cristiano Ronaldo fue otro que mostró su desagrado: "No logro entender el concepto de la Fifa. Casillas debería haber estado nominado".

En Italia la prensa también manifestó su molestia por el logro del rosarino: "Messi? Nooo!", tituló la Gazzetta dello Sport y argumentó que en esta elección se traicionaron los valores tradicionales del premio.

Sólo los barcelonistas lo defendieron. El técnico Pep Guardiola fue el encargado de descartar las críticas: "¡Qué va a robar Messi! Messi nos da. Nos permite sentarnos cada fin de semana y disfrutar. Es todo mérito suyo, de sus compañeros y de quienes lo ayudamos a demostrar su talento. Es la primera vez que votan 400 personas, los que piensan otra cosa es porque tienen otro gusto. Para mí, es el mejor".

José Pekerman fue otro que entregó un jugoso análisis del notable crecimiento de la Pulga: "Siempre aspira a más y sorprende con cosas nuevas, como por ejemplo esta etapa de goleador. No sólo asiste y gambetea, ahora demuestra una capacidad tremenda para convertir". Y recordó como se lo quitaron de las manos a los españoles en juveniles: "Siempre demostró muchas ganas de jugar con la camiseta argentina".

Con la ternura de quien lo adora, su abuelo materno Antonio Cuchitini ayer lo evocó con emoción. "Es sencillo y por eso todos lo quieren, cuando está en casa es pura broma con los primos y hermanos", y aseguró que su nieto quiere terminar su carrera en el país, más precisamente en Newell's. El abuelo lamentó que su mujer Celia, artífice del mejor jugador del mundo, no viva para disfrutarlo. "Cuando Lio levanta los deditos se lo dedica a ella".

Le guste o no a los europeos, hay Messi para rato. Vendrán más goles para todo el mundo y en especial para su abuela Celia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario