Ovación

Estudiantes volvió a amargar a Gimnasia: lo venció y lo eliminó de la Sudamericana

El Pincha le ganó 1-0 con gol del uruguayo Diego Vera y como en el partido de ida había terminado 0-0, el albirojo pasó a octavos del torneo continental. El domingo vuelven a jugar por el torneo local. 

Martes 16 de Septiembre de 2014

Estudiantes le ganó hoy por 1-0 a Gimnasia y Esgrima en el clásico de La PLata y accedió a los octavos de final de la Copa Sudamerica, porque el encuentro de ida de la llave de segunda fase había terminado con un empate en cero. El cotejo terminó con un clima caliente y con algunas escaramuzas entre los jugadores. 
 
El delantero uruguayo Diego Vera, a los 4 minutos del segundo tiempo, anotó el único tanto de un encuentro en el que Gimnasia terminó con diez hombres por la expulsión a los 48 minutos de esa misma etapa de Lucas Licht.
 
En la siguiente instancia, Estudiantes se medirá con el vencedor de la serie entre Peñarol de Uruguay y Deportivo Cali de Colombia.
 
En un primer tiempo con mucho roce y casi nada de fútbol, fue Estudiantes el que tomó la iniciativa y tuvo las mejores situaciones ante un Gimnasia que no produjo demasiado y careció de profundidad para inquietar a Agustín Silva.
 
Por los pies de Joaquín Correa pasaron las mejores situaciones del Pincha, que tuvo una ocasión a los 2 minutos con un disparo de Román Martínez a la salida de un córner ejecutado por el juvenil volante, que finalmente tapó Fernando Monetti.
 
Tres minutos después, otra vez a la salida de un tiro de esquina, pudo haber anotado Estudiantes de cabeza, dado que la pelota se desvió en Pablo Vegetti, pero Monetti volvió a aparecer pese a que le costó contener el remate, aunque el balón ya había traspasado la línea del gol, pero ni el juez ni el asistente se percataron de que el balón había entrado y no convalidaron el gol.  
 
Un testazo de Osvaldo Barsottini fue la única aproximación de Gimnasia, que pudo haberse puesto en ventaja a los 23 por intermedio de Correa, pero se encontró con una buena noche del arquero adversario.
 
El comienzo del segundo período le trajo buenas noticias a Estudiantes: a los 4 minutos, una buena combinación entre Correa y Paulo Rosales terminó con un centro pasado del lateral por izquierda que capitalizó Vera, ingresando por detrás de Licht y anotando, de atropellada, el primer gol del encuentro.
 
Sólo a partir de entonces el Lobo fue decididamente en busca del arco contrario, y le dejó al conjunto de Mauricio Pellegrino espacios fértiles para cerrar la serie con una réplica.
 
Sin embargo, el elenco albirrojo no supo exprimir esas ventajas y terminó venciendo por la mínima a un rival que tuvo la pelota casi todo el segundo capítulo, aunque sin grandes ideas.
 
A los 27, el ingresado Walter Bou desperdició la chance más clara del partido pora los dirigidos por Pedro Troglio, cuando le puso la cabeza a un centro preciso desde la izquierda aunque no supo darle la dirección correcta al balón, que se fue desviado.
 
Sobre el final, con Gimnasia jugado en ofensiva con más vergüenza que fútbol, Estudiantes pudo haberlo liquidarlo, pero no tuvo la pericia para hacerlo.
 
El clásico, caliente, culminó con una escaramuza en el centro de la cancha entre los jugadores que se disolvió rápidamente, para darle paso al festejo Pincharrata después de lograr una trabajosa clasificación, y ante el archirrival.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario