Ovación

"Esto es un orgullo y un tremendo privilegio"

La rosarina Irene Presenqui fue designada para dirigir el torneo más importante de Europa. Debuta hoy

Domingo 20 de Agosto de 2017

¿Qué tiene qué ver el Campeonato Europeo de hockey con Argentina? La respuesta sería sencilla si no fuese por un hecho tan particular: la rosarina Irene Presenqui fue designada para dirigirlo. Sí, aunque no haya presencia albiceleste de equipos, por razones obvias, Irene tomará parte de la cita más importante del hockey del Viejo Continente detrás de los Juegos Olímpicos y el Mundial. Si bien el torneo comenzó el viernes el debut de la rosarina será hoy en un partido que a priori suena fantástico: Alemania v. Inglaterra, el último campeón olímpico. "Ser parte de esto siendo argentina realmente es un orgullo y un tremendo privilegio", le dijo a Ovación ya con un pie en el aeropuerto. El Europeo se extenderá hasta el 27 de agosto, con la presencia de los mejores ocho equipos del continente en cada rama. La bella y cosmopolita Amsterdam es el escenario de juego.

Desde el 2010, cuando disputó el primer Mundial de mayores (Rosario 2010), Irene Presenqui no paró de crecer. Y no por nada es hoy una de las árbitros más reconocidas a nivel internacional, recibiendo calificaciones de excelencia. En su CV constan Champions Trophies, otro Mundial además del de Rosario (La Haya 2014), dos Juegos Olímpicos (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016) y tres Ligas Mundiales (Capetown 2013, Rosario 2015 y Bruselas 2017), sin contar torneos como mundiales juniors, por ejemplo, que engrosan las páginas. Pero el Europeo era un torneo que hasta hoy Irene podía mirar por televisión. ¿Lo admiraba? Sí. Pero no era parte, hasta que la Federación Europea pensó en ella, quien ni lo dudó: "Este torneo para mi es súper importante y llegó con una motivación muy alta, con muchas ganas de participar. ¿Por qué? Porque esta es la primera vez en mucho tiempo que el Europeo abre plaza a un árbitro neutral. Lo que tenían antes eran neutrales, pero dentro de Europa misma. Por ejemplo, podía participar un árbitro de Rusia ya que Rusia no se encontraba dentro de los ocho mejores (Europeo 1, también hay Europeros 2 y 3, dependiendo de los niveles)", explicó Irene, al tiempo que agregó: "Entonces, esta es la primera vez en mucho tiempo que un árbitro siendo de Argentina puede ir a dirigirlo. Que la Federación Europea me haya invitado y designado es un reconocimiento muy lindo y una satisfacción muy grande".

Todo torneo tiene sus particularidades. Por eso más allá de que el camino de la rosarina sea extenso en el ámbito internacional, siempre encuentra un "extra". En este sentido, desandó las diferencias: "Las mánagers (de árbitros) van a hacer foco en otras cosas, a las del Europeo además no las tuve anteriormente. Y además el estilo de hockey que se ve es similar. Uno generalmente va a los torneos y tiene equipos asiáticos, de América u oceánicos. Acá son todos del mismo continente y está la posibilidad de ser neutral. Por eso también es una oportunidad para conocer nuevos colegas, porque si bien hay árbitros que conozco y de muchísima experiencia, son sólo dos, es para enriquecerse", resaltó.

Por otro lado, Irene se refirió a una cuestión que hace especial al hockey cada vez que un torneo se juega en Holanda. Lo vivió especialmente en el Mundial de la La Haya 2014, pero no deja de sorprenderse: "Es especial que se juegue en Holanda, por la pasión que le ponen los holandeses a cada cosa que organizan y por lo que representa el hockey. Para ellos este es su torneo más importante, de hecho lo consideran más importante que la Liga Mundial. Y ni hablemos del nivel de los equipos: si miramos el último podio olímpico tenemos acá a Inglaterra, Holanda y Alemania. Lo viven como una verdadera fiesta. Entonces, ser parte de esto siendo argentina realmente es un orgullo y un tremendo privilegio".

Antes del debut de hoy, Irene tuvo otro compromiso, con el amistoso entre Holanda e Inglaterra, lo cual contó, le significó otro motivo de orgullo: "Teniendo todos los árbitros europeos a disposición y teniendo el arbitraje europeo una realidad tan distinta a la nuestra, que me hayan llamado es un honor".

Anoche, ya tarde en Holanda y a horas del estreno, Irene contó detalles de lo que ya va viviendo, con las sensaciones a flor de piel: "Esta es la fiesta del hockey, por más que uno haya estado acá muchas veces te impresiona cómo lo viven. Hay tres canchas de sintético de agua que las usan para que los chicos jueguen, todo organizado, todos vestidos con ropa naranja. La diferencia con Argentina es que allá la gente llena la cancha cuando juegan Las Leonas, pero acá se llena en todos los partidos de la jornada, hasta cuando no juega Holanda. La gente pasa el día en el estadio (Wagener Stadium). Están en todos los detalles, está buenísimo, es súper atractivo. Esto es para enamorarte más del hockey. Sabía que iba a ser una bomba, pero no dejo de sorprenderme".

Cuando terminé la Copa Europea, o Europeo o Euro Hockey, como más guste cada uno llamarlo, Irene volverá a Rosario a dirigir en el Torneo del Litoral, en el que habitualmente está en acción, cada fin de semana. Pero con la certeza no sólo de haber engrosado ese CV de lujo, sino también con la satisfacción de haber marcado el camino una vez más. Fue ella la primera árbitro del interior del país en llegar a un Mundial o a un Juego Olímpico. Desde hoy le pondrá tilde al europeo. El mejor hockey del mundo tiene presencia de acá.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario