Ovación

"Estamos en deuda en el torneo", admitió Mauricio Martínez

Caramelo reconoció que la prioridad del equipo ahora es lograr la primera victoria.

Viernes 27 de Octubre de 2017

Con el triunfo ante Godoy Cruz ya en el cajón de los recuerdos, la necesidad de empezar a sumar de a tres en la Superliga está por encima de todo. Nadie en Central olvidó rápidamente lo que fue el pase a semifinales de Copa Argentina, pero ya por estos días las sensaciones son otras. "Sabemos que estamos en deuda con el torneo local. Ahora tenemos la mente puesta en Tigre y en ganar, que es lo más importante", fue el razonamiento de Mauricio Martínez.
   El mediocampista advirtió que "se dice fácil" esto de olvidarse de una competencia y meterse de lleno en otra, pero siente que "los rivales también son otros. De todas formas hay que intentar cambiar el chip porque tenemos que empezar a ganar en el campeonato".
   "No sé por qué nos pasa eso", dijo en relación al comportamiento del equipo en los dos escenarios que hoy le toca afrontar. Y agregó: "Por ahí en la Copa Argentina no tenés margen de error porque sabés que si perdés te quedás afuera y en el torneo local hay revancha más seguido. Más allá de eso, nosotros debemos mentalizarnos en ganar todos los partidos y el lunes tenemos un rival difícil como es Tigre".
   Igualmente a Martínez no le fue sencillo despojarse de las sensaciones que causó la victoria contra el Tomba. "Fue un partido de locos, pero que por suerte pudimos sacar adelante. Las sensaciones son raras porque en el primer tiempo sufrimos mucho con la expulsión, el gol y el penal errado. Pero por suerte tenemos un cuerpo técnico que tira siempre para adelante y nosotros somos fuertes de cabeza. Todo eso nos ayudó para poder sacar el partido adelante", sentenció.
   "Cuando estábamos dos goles abajo sentía que si convertíamos uno en cualquier momento lo podíamos empatar y así fue. Lo buscamos siempre y fue por eso que también tuvimos todo para perderlo", reflexionó el volante, para quien el equipo tenía muy en claro que estaba "en deuda con el técnico porque los que entramos a la cancha tenemos la responsabilidad de hacer las cosas bien. Tuvimos la suerte en esta ocasión de poder dar una prueba de carácter para sacar el partido adelante".
   En lo que compete a su situación personal, advirtió que se siente "cada vez mejor, con confianza. Y eso es gracias a mis compañeros y al cuerpo técnico. El semestre pasado no fue bueno y ahora lo estoy aprovechando. Quiero estar dentro de la cancha, en el puesto que sea, de central o de volante", puntualizó.


Copa: con el Decano, el viernes 10

La confirmación del partido por Copa Argentina llegó rápido. Ayer la dirigencia de Central fue informada que el encuentro ante Atlético Tucumán, por una de las semifinales, se jugará el viernes 10 de noviembre, a las 20.10. Lo único que estaba confirmado era el escenario, que será el Antonio Romero de Formosa.

De esta forma, el equipo de Paolo Montero jugará dos partidos seguidos contra el Decano, ya que el domingo 5 el conjunto tucumano vendrá al Gigante, por la 8ª fecha de la Superliga.
En Central manejaban un rango de tres o cuatro días para el partido. Especulaban con el viernes 10, domingo 12 o lunes 13 (el sábado 11 juegan River y Morón), pero desde la organización del evento confirmaron ayer la primera de esas opciones.
Y en cuanto al horario también se especulaba con que iba a ser a partir de las 20, por la posibilidad de que haya una temperatura elevada.
Otra vez Central va a Formosa. Otra vez por la semifinal. Hace un año el pase a la final lo logró ante el Belgrano de Madelón.


Paolo empieza con las pruebas

A partir de hoy Paolo Montero comenzará a delinear el equipo que el lunes visitará a Tigre. Lo primero que deberá tener en claro el uruguayo es si José Leguizamón llegará en óptimas condiciones después del golpe en el peroné izquierdo que sufrió contra Godoy Cruz y a partir de ahí diagramar el resto. Tobio y Parot, quienes actuaron por Copa Argentina pero que recién para este partido estarán en condiciones de reaparecer en la Superliga, seguramente aparecerán entre los once. Y como sucedió en las últimas semanas, las mayores dudas pasarán por el mediocampo, donde hay tres jugadores que, a priori, se presentan como fijas. Son los casos de Mauricio Martínez, Camacho y Federico Carrizo. El cuarto nombre en cuestión podría ser Leonardo Gil, pese a su bajo rendimiento. ¿Y arriba? Desde la lógica hay una especulación lógica: la vuelta de Zampedri. Ayer Ruben se entrenó de manera diferenciada por una sobrecarga, pero no tendrá inconvenientes para que Montero lo considere.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario