Automovilismo

Esta vez tenía que ser: Werner campeón del TC

Mariano Werner fue candidato varias veces pero nunca tan favorito. Igual, nada fue fácil para el entrerriano, que tardó en ganar pero pudo coronarse

Lunes 21 de Diciembre de 2020

En esta extraña temporada que llegó a su fin en El Villicum, como nunca nadie tenía dudas de que el piloto a vencer era Mariano Werner con su Ford número 3. Pero el repaso de las vicisitudes que pasó realzan el valor del primer título de campeón del TC conseguido por el paranaense, que varias veces estuvo cerca pero que cargaba con el estigma del 2010, cuando sumó más que nadie pero la corona se la llevó Agustín Canapino con su triunfo en la última del Gálvez. No había podido ganar entonces y tampoco hasta la 6ª fecha de este año. Algún temor se le debió pasar por la cabeza. Pero la segunda visita a San Nicolás lo redimió y de ahí en más no paró más hasta que ayer desató la emoción tantas veces contenida.

El 5º puesto en San Juan le fue suficiente. Werner hizo su propia carrera. El título lo había construido antes. Sólo le faltaba el remate. En la prepandemia mostró los dientes de entrada, ganando en Viedma con mucha diferencia, pero una anomalía en los carburadores amenazó con tirar todo por la borda para el flamante equipo Memo Corse de la familia Occhionero, que contaba entonces con la asistencia del DTA Racing nicoleño de Ulises Armellini. El motorista Rody Agut fue inclusive sancionado. Pero el team se tragó el sapo y el segundo puesto en Neuquén templó de nuevo los ánimos. Y llegó el coronavirus.

52519.jpg
Bandera a cuadros para el 5º de la carrera y flamante campeón: Werner.

Bandera a cuadros para el 5º de la carrera y flamante campeón: Werner.

Allá por setiembre, el TC fue la primera actividad deportiva del país en retomar, con una doble fecha en San Nicolás. Werner consiguió las dos pole position pero nuevamente llegó el mazazo. Mientras dominaba en la primera final rompió el motor, así que no sólo perdió esa chance sino que al cambiarlo lo obligó a largar desde el fondo el domingo. El podio en el regreso al Gálvez también dejó secuelas. El Ford número 3 quedó en el garage y lo que era un rumor se transformó en certeza. El Memo Corse se separó de Armellini y tomó su propio camino. Nada parecía estar bien pero ahí empezó el derrotero al título.

Werner se tomó revancha en San Nicolás obteniendo el triunfo obligatorio recién en la 6ª fecha de 11, e hizo doblete en el Mouras para iniciar líder la Copa de Oro. Fue 2º en el Gálvez, 4º el domingo pasado en San Juan y 5ª ayer. Más que suficiente.

Leer más: Ayrton Londero, a lo campeón

Aún con todos los sacudones, siempre estuvo en el top five de las clasificaciones. Se impuso en seis series, subió 6 veces al podio y además de ser el único en lograr el tri de victorias, en 9 de las 11 carreras terminó entre los 5 primeros. Pese a no ganar la etapa regular, lideró la Copa de Oro siempre, más allá de que no fueron más de tres fechas. No hubo dudas de que fue el hombre y el auto a batir, y nadie lo doblegó. Por eso Mariano Werner cosechó con justicia su primer título del TC, el cuarto nacional en su carrera, luego del de la Clase 3 del Turismo Nacional obtenido en Rosario en 2017 y el bicampeonato de la Fórmula Renault 2006 y 2007.

52523.jpg
Werner celebra subido al Ford, delante del arco que le prepararon, en honor a Maradona.

Werner celebra subido al Ford, delante del arco que le prepararon, en honor a Maradona.

“Me saqué una gran mochila de encima. Hace 13 años que lo vengo buscando, con algunos errores míos grosos, y otros no tanto. Sé lo difícil que es, por eso estoy inmensamente feliz”, dijo el de Paraná, que al llegar a parque cerrado empujó con su Ford una pelota gigante hacia un arco improvisado en honor a Maradona.

No fue el único momento emotivo. Canapino recibió el trofeo de la carrera y enseguida le dejó el pedestal del podio. Nada más simbólico. Diez años después de aquella frustración, al fin pudo coronarse. Sí. Tenía que ser de Werner.

Canapino entregó el "1" con todos los honores

¿Qué hubiera pasado si los motores usados en el Gálvez y el domingo pasado en El Villicum no hubieran explotado? Probablemente, a esta hora se podría estar hablando del quinto título de Agustín Canapino en el TC. Pero así son las carreras y de hecho Mariano Werner hizo todos los méritos para coronarse. Pero quedó claro que el desenlace hubiera sido de máxima adrenalina si el Titán hubiera visto la bandera a cuadros en esas dos citas anteriores. Ayer el Chevrolet verde no tuvo problemas, contuvo bien a Juan Pablo Gianini en las primeras vueltas y luego se tomó el buque hacia la victoria.

52509.jpg
Canapino se tomó el buque. Desde mitad de carrera, cuando dejó de acosarlo Gianini, el campeón saliente aplastó.

Canapino se tomó el buque. Desde mitad de carrera, cuando dejó de acosarlo Gianini, el campeón saliente aplastó.

La carrera en sí no ofreció emociones, fue bastante lineal. Sólo cobró emoción al final cuando Jonatan Castellano y Gastón Mazzacane se fueron para adelante esperando dos cosas. Primero que a Canapino, escapado en punta, le pasara algo similar a lo de las dos fechas pasadas, cuando peleaba el podio en el Gálvez y la victoria con Julián Santero, y el motor dijo basta. Y luego que Werner también tuviera problemas. Así, sería una lucha palmo a palmo entre Pinchito y el Rayo por el triunfo obligatorio y la corona. Pero las muy buenas actuaciones de ambos no tuvieron ese premio, completando eso sí el podio.

Detrás, Werner sólo dio cuenta de Gianini, con problemas en una goma, mientras contenía bien a Christian Ledesma, que también precisaba el triunfo. Pero el único que le preocupaba, Juan Cruz Benvenuti, no dio la talla y jamás lo complicó.

Eso sí, Werner, Benvenuti, Castellano y Mazzacane encarnaron la lucha por el título de las cuatro marcas hasta el final.

tc.jpg

El Rus Med rosarino ya tiene equipo confirmado para 2021

El Rus Med Team rosarino anunció la conformación de su escuadra para el 2021, con presencia en tres categorías. Alan Ruggiero será el piloto en el TC, con Ford y motorización a confirmar. En TCP, el rosarino Pedro Boero estrenará un Torino, con Jonhy Laboritto en el impulsor y debutará en la escuadra Matías Canapino, hermano del Titán, con un Chevrolet motorizado por Lucas Alonso y atención de Ignacio Cordich. Y se anunció que Pedrito debutará en TC Pick Up, con una Hilux con motorización propia y atención de José Savino Motorsport.

TN1L2038.JPG
Después de un buen sábado, Alan Ruggiero tuvo luego una final complicada.

Después de un buen sábado, Alan Ruggiero tuvo luego una final complicada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS