Ovación

"Está en las manos del DT y en las nuestras revertir la imagen que dejamos con Belgrano"

Diego Mateo, quien volvió después de seis meses de inactividad, aseguró que su posición natural es la del "5" pero que si Gallego lo necesita en la defensa no tiene problemas.

Miércoles 01 de Abril de 2015

Diego Mateo tiene las sensaciones encontradas. Por un lado, se lo nota contento por haber superado la infección en un pie que lo marginó de las canchas por espacio de casi seis meses y por otro lamentó que el quipo no haya estado a la altura de las circunstancias en la derrota del domingo ante Belgrano. "Fue una lástima porque veníamos del que creo fue nuestro mejor partido (ante Quilmes), donde habíamos tenido buen volumen de juego, y generamos varias situaciones ante un rival que se había planteado con mucha gente atrás", dijo en declaraciones radiales.

Consultado sobre cómo se había sentido volver a jugar después de la lesión en el dedo del pie que lo marginó de las canchas varios meses, Pomelo contó que "tengo una alegría enorme, se me vinieron el otro día después de Belgrano todas las imágenes de estos seis meses. Hubo un momento en el que estuve complicado, por eso ahora quiero ponerme bien físicamente y agarrar ritmo de partidos para sumarle al equipo".

El rubio volante central -pieza valiosísima en este Newell's- explicó al detalle en qué había consistido su lesión y explicó que "fue más que nada una infección que tuve en el dedo a raíz de un callo que tengo, que prácticamente lo he tenido toda mi carrera por el roce del botín. El callo se infectó, empecé a jugar infiltrado porque el roce me hacía doler mucho. Seguí jugando con la infección, no pude entrenar y llegó un punto en el que no daba para más. Me operaron y descubrieron que había una bacteria bastante resistente y tuvimos que hacer un tratamiento con antibióticos que duró más o menos un mes y medio. Después estuve un mes hasta que cicatrizara".

"El dedo quedó bastante bien -continuó Mateo en diálogo con LT3-, con un poquito menos de movilidad, pero sigo haciendo trabajos de fortalecimiento. La bacteria ha sido eliminada, pero tengo que hacerme controles de acá a dos años porque son bacterias muy resistentes".

Mateo, quien va a ser declarado deportista destacado de la ciudad de Roldán, de donde es oriundo, fue consultado sobre si había hablado con Gallego sobre la posibilidad de jugar como marcador central y al respecto dijo que "sinceramente no lo sé. Todas las prácticas que he hecho desde que estoy a disposición las hice como volante. Pero no es una locura utilizarme en algún momento como central. El me preguntó cuando llegó al club y le dije que no tenía ningún problema. Está claro que a mí me gusta jugar de 5 porque es mi posición natural. Pero si el equipo lo necesita y el técnico lo dispone no tengo problemas".

En un momento de la charla, al mediocampista se le indicó que por momentos a este Newell's de Gallego le costaba ver a qué quería jugar y sobre el tema respondió que "sí, es una lástima lo del partido ante Belgrano porque veníamos del que creo fue nuestro mejor partido (ante Quilmes), donde habíamos tenido buen volumen de juego y generamos varias situaciones contra un rival que se había planteado con mucha gente atrás. Y el último partido no lo jugamos bien, nos vimos superados en todas las líneas. Pero hay que pensar en el próximo partido, es la realidad aunque a veces pareciera que nos ponemos el casette. Tenemos que revisar qué hicimos mal y tratar de corregirlo. Está en las manos del técnico y las nuestras intentar revertir la imagen del último partido. Tenemos que sumar de a tres acá, lo necesitamos".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario