Ovación

Escándalo y adiós

Argentina perdió ante Colombia por no tener la vestimenta adecuada y quedó eliminada.

Jueves 08 de Agosto de 2019

“Colombia ha sido premiada con un walkover en su partido de la ronda preliminar de baloncesto femenino contra Argentina después de que las autoridades del partido determinaron que el equipo argentino no tenía las camisetas correctas”, reza el escueto comunicado oficial de los Panamericanos Lima 2019 que desnudó un dislate más del deporte argentino. Y Las Gigantes se quedaron sin partido y sin Juegos. El escándalo provocó la renuncia de dos dirigentes del básquet argentino, que pagaron los platos rotos de un error propio de la falta de profesionalismo.

El Coliseo Eduardo Dibós limeño desbordaba de gente para ver el encuentro que ayer por la tarde debían protagonizar Argentina y Colombia, correspondiente a la segunda fecha del grupo B. Los equipos saltaron a la cancha y durante la entrada en calor ningún miembro de la delegación albiceleste advirtió el conflicto que se vendría a partir de la indumentaria elegida.

La previa se llevaba a cabo sin inconvenientes, con los movimientos precompetitivos y los himnos incluidos. Pero cuando el espectáculo estaba por comenzar, ambos equipos llevaban indumentaria de color azul, un error de la utilería argentina debido a que la organización había exigido que el conjunto albiceleste se presentara con la camiseta blanca.

El episodio generó una demora de 15 minutos (los permitidos por la empresa Panam Sports, la encargada de organizar la competencia) en los que el caos gobernó la escena. La incredulidad fue el común denominador: dos dirigentes salieron corriendo hacia un shopping cercano y compraron un juego de camisetas, pero ¡oh detalle!: la indumentaria no contaba con los números oficiales. Parece increíble, pero es real. Obviamente, el típico argentino “lo atamo' con alambre” de última hora no resolvió el problema. “Negligencia logística” fue el rótulo que le pusieron.

A pesar de la petición de los representantes argentinos, Colombia se amparó en el reglamento y se negó a jugar el partido, ya que había pasado el tiempo estipulado de espera (15 minutos). Entonces, con el cierre de planillas y la firma de las protagonistas se resolvió darle el encuentro ganado al combinado cafetero con un walkover, con el marcador 20 a 0.

Como Las Gigantes habían perdido en el debut anteanoche ante Estados Unidos (fue un apretado 70 a 62), el error provocó la eliminación del elenco nacional de los Juegos Panamericanos. Tras el incidente, el jefe de equipo, Hernán Amaya, y la directora de Desarrollo del básquet femenino, Karina Rodríguez, presentaron la renuncia a sus respectivos cargos. Pero el escarnio y la ignominia ya se habían echado a rodar ante los atónitos ojos panamericanos.

La selección argentina de básquet femenina cerrará la zona ante Islas Vírgenes (hoy, 12.30) ya sin la posibilidad de acceder a las semifinales porque Estados Unidos y Colombia se garantizaron la clasificación con dos victorias. Parece de Ripley, pero no lo es.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario