Ovación

"Es uno de los momentos más felices", celebró Ruben al asegurar su vínculo en Central

La dirigencia canalla acordó finalmente con Dínamo de Kiev la compra del ciento por ciento de su pase. La postura indeclinable del jugador y una negociación histórica lo hicieron posible.

Sábado 16 de Enero de 2016

Si bien nunca se fue, lo de ayer pareció una bienvenida. Marco Ruben ingresó exultante a la sala de conferencia de prensa del predio de Arroyo Seco, vestido con la camiseta auriazul. La sonrisa dibujada en el rostro, que nunca se le borró, era la mejor demostración de la satisfacción que sentía desde que Central acordó finalmente con Dinamo de Kiev la compra del ciento por ciento de su pase. Su postura indeclinable de no moverse del club y una negociación histórica que emprendió la entidad de Arroyito lo hicieron posible. “Es uno de los momentos más felices”, reconoció el goleador y principal figura del último torneo de primera división, sentado junto al presidente de la institución, Raúl Broglia.

   “La alegría es de todos, de mi familia, mi mujer, mi representante, la gente de Central y la dirigencia. Todos seguimos un mismo camino, trabajando juntos. Es uno de los momentos más felices que me dio el fútbol”, admitió el futbolista, cuya compra se formalizó ayer y que sin pausa entrenó desde esa misma mañana junto a sus compañeros, algo que tenía prohibido por Dinamo de Kiev.

—¿Cómo fue que viviste toda la negociación?

   —Por un lado tranquilo. Sabía que en algún momento se iba a cerrar, más allá de que podía ser en un lapso corto o largo. Se hicieron las cosas correctas y no podía haber otro final. Cuando empezaron a pasar los días y las cosas se fueron complicando, me impacienté un poco. Pero mi cabeza siempre estuvo acá, en el grupo, aunque no podía entrenar con ellos.

   —¿Qué hiciste de tu parte para que se concretara?

   —Principalmente le aclaré (al club ucraniano) de que no tenía otro objetivo que no sea jugar en Central. Era lo que tanto quería para mi vida. También por la felicidad de mi familia. Se lo dijimos y no le dejamos otra alternativa. Si bien Dinamo propuso algunas otras opciones para mi salida, lo que hice yo fue ponerme firme.

   —¿En algún momento pensaste en dejar el fútbol si no había una solución?

   —La única realidad es que nunca me planteé salir de Central. Mi cabeza no estaba para pensar en otra cosa. Estoy involucrado en este proyecto que empezó el año pasado. Nunca dije que iba a dejar el fútbol, como tampoco que iba a irme a otro equipo. Había que ir viendo qué pasaba con la negociación, pero siempre pensando en este final, que sabía que iba a llegar. Si por ahí se complicaba y no se llegaba a un acuerdo, no sé qué hubiese pasado, pero hubiera cambiado mi cabeza y adaptado a lo que se viniera.

   —Central te compró el pase y es una cifra importante, ¿eso significa una responsabilidad extra?

   —Tengo una responsabilidad extra desde que llegué (risas). El compromiso y la responsabilidad son las mayores y no lo tomo como algo extra, sino como lo que es: una continuidad. Eso sí, lo asumo con otra tranquilidad. No considero que sea una mayor responsabilidad, ni que tengo que demostrar algo, sino seguir trabajando de la misma manera, con la misma seriedad, y sobre todo haciendo las cosas bien, enfocado en ayudar a Central.

—En un momento comentaste que te inquietó la resolución de este tema, ¿cómo lo fuiste siguiendo?

—Lo fui monitoreando con mi representante, primero más relajado. Después, no tanto, cuando se fue estirando el tiempo, pasaron los días, llegó la hora de la pretemporada y no podía estar con el plantel. Empecé a entrenar sólo y ahí sí fui siguiendo un poco más de cerca el tema, tratando de ayudar para que se liquide lo más rápido, en especial por la importancia que tenía para uno entrenar cuanto antes con el resto del plantel.

—Siendo el capitán del equipo, ¿cómo lo viste al plantel hoy (por ayer), con las nuevas caras que hay, teniendo en cuenta que hasta ahora venías entrenando aparte?

—El equipo se encuentra bien, con buen ánimo, con ganas de entrenar y que empiece todo esto cuanto antes, considerando que en un corto plazo hay objetivos muy importantes, como el torneo local y la Copa Libertadores.

—Cuáles fueron las sensaciones cuando te reencontraste con los compañeros?, ¿te extrañaban?

—Yo los extrañaba (risas), pero mi situación era distinta porque estaba solo, entrenando por mi cuenta. Siempre se extraña hacerlo con el grupo, con el que prácticamente conviví un año y se armó una relación muy linda y muy cercana. Espero que ellos también me hayan extrañado un poco (risas).

Marco Ruben se fue muy contento como un chico. Pero antes dijo: "Hoy (por la práctica de ayer) no me cansé, quizás fue por la alegría".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario