Ovación

"Es la última fichita que nos jugamos para lograr la clasificación"

El sábado Duendes visitará a Tucumán Lawn Tennis con la idea de meterse en los cuartos de final del Nacional. "Para nosotros es el partido del año", sentenció el fullback Román Miralles.

Martes 10 de Abril de 2018

En casi todos los torneos, pero especialmente en el Nacional, que juegan los mejores equipos del país, cada punto vale oro y uno de ellos puede significar al final de cuentas la clasificación o la postergación de un sueño. Con Jockey Club pensando ya en tratar de conservar la plaza de Litoral en este torneo, Duendes quedó como el único equipo con chances concretas de meterse entre los ocho mejores del certamen que organiza la UAR. Eso sí, para que eso ocurra, deberá ganar o al menos empatar el sábado ante Tucumán Lawn Tennis en un difícil reducto conocido como la Caldera del Diablo.
En una zona tan pareja como es la que se encuentra Duendes, conseguir el pasaje a la siguiente instancia no es fácil. De hecho ninguno de los equipos que la integran (Hindú, CUBA completan el cuarteto) logró el cometido hasta ahora, como sí lo hicieron otros conjuntos en otros grupos.
El verdinegro buscará este fin de semana en el norte del país ese ansiado pasaporte que hace tres años no puede conseguir. Esta a horas de un partido que, de acuerdo a los resultados registrados hasta ahora, se convirtió en trascendental. En un encuentro lisa y llanamente decisivo.
"Antes de que arranque el torneo nos propusimos clasificar, algo que buscamos en los últimos tres años y no lo pudimos lograr. El sábado se nos escapó una oportunidad muy grande de hacerlo y ahora hay que ajustarse un poco más: ir a Tucumán y ganar allá. No obstante, creo que el equipo está firme y sólido como para lograrlo", confesó Román Miralles, el experimentado fullback del conjunto verdinegro.
¿Qué pasó ante Hindú?
Tuvimos errores que después terminamos pagando muy caro. Nos hacen un try de primera fase y después otro, cuando perdemos una pelota en nuestras 22. Son errores que equipos de esta magnitud no te dejan pasar. Después fue un partido palo a palo, pudo ser para cualquiera de los dos. Contamos con situaciones para ganarlo pero no se dio. Por ejemplo, tuvimos cinco lines en la cinco de ellos y no los pudimos concretar.
¿Por qué no lo hicieron? ¿Fue una mala tarde?
Para mí no fue una mala tarde, fue una muestra de desconcentración. No sé las estadísticas del partido, pero si hubo 14 lines apenas sacamos 5. Y sin formaciones fijas no podés jugar, más sin el line, que para nosotros es un arma que utilizamos mucho para atacar. Tener esas situaciones y no aprovecharlas, después cuando perdés lo lamentás.
¿Qué análisis hacés de la zona?
En el Nacional todos los equipos son duros. Pero nuestra zona es tan pareja que llegamos a la última fecha y no sabés quién va a clasificar. Es muy dura, pero a la vez muy linda, porque lo bueno es jugar con los mejores.
¿Crees que están alcanzando el protagonismo que solían tener en este torneo?
Por momentos sí... por momentos aparece el Duendes que todos extrañamos. Pero cuando pasan estas cosas, como el partido con CUBA en Villa de Mayo, que regalamos todo un tiempo, o ahora con Hindú, que cometimos muchos errores, te hacen replantear las cosas y te obligan a seguir trabajando más duro para poder afrontar lo que queda.
¿Se siente mucho cuando perdés puntos por el camino?
Totalmente. El partido con CUBA de visitante es el que más lamentamos. Regalamos un tiempo, nos hicieron tries tontos y encima en la última pelota piden palos y nos sacan el punto bonus. Así y todo lo que pasó, pasó. Ahora hay que estar enfocados en ir a Tucumán y traernos un buen resultado.
¿Para vos es muy complicado ir a jugar al Lawn Tennis?
Siempre es complicado ir a jugar a Tucumán y más ahora que es una final para los dos. Nos van a querer hacer sentir la localía. Seguramente va a estar muy duro, pero nosotros tenemos que estar tranquilos con nuestro juego y tratar de plasmarlo en la cancha. Si podemos lograr eso no tendríamos que tener inconvenientes. Es la última fichita que nos jugamos para lograr lo que venimos buscando hace tres años.
¿Dónde va a estar la clave del partido?
En tener la pelota e imponer nuestro juego. Si logramos tenerla, creo que estamos en condiciones de dañar a cualquier equipo, ya sea jugando con los forwards o abriendo la pelota a los tres cuartos para que inventen algo.
¿En esta instancia se habla de juego o resultado?
Hoy manda el resultado. El sábado hay que ganar. No hay tiempo para pensar en el juego. Obviamente que si hacés un buen juego, seguramente el partido te lo podés llevar. Pero estos partidos son como finales y hay que ganarlas, aunque sea por un punto. Estamos motivados, venimos trabajando mucho y ganar sería un envión anímico importante.
¿Cómo definirías al partido del sábado?
Es el resumen de los últimos cuatro meses de trabajo. Para nosotros, hoy por hoy es el partido del año.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});