Clásico rosarino

Es la quinta semifinal canalla

Central se medirá con Temperley entre el 14 y el 18 de este mes. Las sedes tentativas son tres: Córdoba, Santa Fe y Mar del Plata.

Viernes 02 de Noviembre de 2018

Si hay algo que a Central le cae bien es la Copa Argentina, donde muchas veces llegó a instancias decisivas. Claro, le falta lo más importante: ganarla. Con la victoria frente a Newell's ayer en Sarandí, los canallas llegan a la quinta semifinal al hilo y en tres oportunidades logró ser finalista. Pero se quedó ahí, con las ganas de dar la vuelta olímpica y coronarse campeón de esta competencia donde siempre fue protagonista. ¿Se le dará en esta ocasión de la mano de Edgardo Bauza, un DT ganador? Por supuesto que para llegar a la finalísima primero deberá sortear a Temperley, partido que se disputará entren el 14 y el 18 de este mes.

Lo primero para Central está en saber a ciencia cierta cuándo se medirá con el celeste, que viene de eliminar nada menos que a San Lorenzo. La organización apuntaría al 18 y las sedes que se manejan son tres: Mar del Plata, Santa Fe (Unión o Colón) y Córdoba.

La fecha elegida se encuentra dentro del calendario Fifa, lo cual habría sido aceptado por ambos clubes. Mientras tanto, aún resta determinar en qué estadio se jugará.

El que resulte ganador de este duelo disputará la final contra el vencedor de River-Gimnasia, aunque este encuentro aún no fue programado debido a que el millonario debe definir el título de la Libertadores con Boca.

Central otra vez es semifinalista. Esta es la 5ª vez que logra llegar a esta instancia y en tres ocasiones jugó la final. Nunca pudo quedarse con la vuelta olímpica. Por eso es una cuenta pendiente que tiene la entidad y que de la mano de Bauza quiere pagar.

La primera semi fue en la edición 2012/13 cuando goleó 5-0 a Argentinos, pero en el duelo final cayó frente a Huracán por penales.

Al año siguiente otra vez se metió entre los cuatro mejores para buscar revancha. Enfrentó a Racing, a quien derrotó 1-0 y le tocó medirse ante Boca en la final. El resultado es conocido (0-2) y recordado por el polémico arbitraje de Diego Ceballos.

Tras ese golpe, Central no se resignó e igualó lo conseguido en las dos ediciones anteriores: se clasificó a las semis, le ganó a Belgrano 2-0 y se enfrentó a River en la final. Pero la ilusión de pegar el golpe se hizo trizas tras y el millonario levantó la Copa. En la última edición, nuevamente revalidó su racha en esta competencia y se metió en la semifinal. Sin embargo, no pudo acceder al partido definitorio tras perder por penales frente a Atlético Tucumán.

¿2018 será el año de alcanzar la gloria?

El talismán

La esperanza está focalizada en Bauza. Central tuvo chances de dar la vuelta, pero se quedó en la puerta. Ahora tiene al Patón en el banco, una especie de talismán de la suerte.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});