Ovación

Equipo madrugador y que usa la cabeza

Central les saca jugo a las jugadas de laboratorio. Entró a la historia al alcanzar cinco goles seguidos de cabeza.

Domingo 04 de Febrero de 2018

La táctica forma parte del juego más popular del planeta. Es más, en la actualidad está considerada como el punto neurálgico a la hora de afrontar un partido. De una jugada de laboratorio se pueden obtener buenos dividendos. Puntos gordos. Títulos. De ahí su importancia de trabajarlas y pulirlas en la semana. Y esta versión de Central le viene sacando jugo a las acciones de pelota parada. Con pegar un pantallazo en las estadísticas recientes bastará para certificar que está on fire. Ayer dejó de rodillas a Unión con la fórmula que mejor le está asentando al equipo. Pero hay más. El canalla hizo historia al convertir por quinto partido seguido cinco goles mediante la vía aérea. Cinco cabezazos tan venenosos como letales. Todo empezó a edificarse contra Boca, prosiguió con Newell's, se extendió ante Independiente. Se prolongó con Gimnasia y ratificó en la abrasadora jornada sabatina contra el tatengue. Salvo ante el Lobo, marcó siempre primero y muchas veces de arranque. Otro dato relevante, es que no fue fruto de la casualidad. Leo Fernández le confesó a Ovación que "hacemos mucho hincapié en estos tipos de alternativas porque tenemos grandes elementos para ejecutarla".

   Cuando el Colorado Gil lanzó el centro y Fernando Tobio terminó llenándose la garganta de gol, automáticamente se produjo un hecho muy valorado para los estadistas, independientemente del frenesí que generó en las miles de almas auriazules ese cabezazo letal del defensor.

   Central había anotado por quinta vez al hilo un tanto de cabeza. Puede resultar un dato anecdótico para algunos. Pero es un gran indicador en estos tiempos modernos, donde los entrenadores de todo el mundo hacen mucho eje a la hora de las jugadas detenidas. De ellos, sólo uno fue de jugada.

   "Es que es una muy buena alternativa. A eso le sumamos que tenemos un ejecutor muy bueno como el Colo Gil, que la tira (a la pelota) justo en la zona que tenemos pactada. Y ahí cae nuestra gente, que cuenta con muy buen juego aéreo. Es verdad, estamos aprovechando esta variable táctica muy bien. Es una estrategia que empleamos con frecuencia", argumentó Leo Fernández cuando Ovación lo consultó ayer mismo por la sorprendente eficacia que viene obteniendo el equipo desde que asumió.

   Las palabras del entrenador canalla tienen un sustento contundente. "Por las características de nuestros delanteros, las jugadas tienen que venir por parte de los que están en las bandas. Y lo hacen con naturalidad por las cualidades que tienen particularmente Pachi (Carrizo), Loncho (Ferrari), José (Fernández) y Andrés (Lioi). Son jugadores de buen pie además".

   "Cuando asumimos, notamos que esa era una de las cuestiones a potenciar porque veíamos que había gente como para hacerlo. Poco a poco empezamos a trabajarlo y hoy en día estamos muy bien en el juego aéreo", resumió el DT.

   Y hasta ahora le viene saliendo a la perfección. Porque merced a los goles que hizo por saber capitalizar la pelota parada, Central sumó buenos puntos. Abrochó tres triunfos: Boca, Newell's y Unión y un empate (Independiente). En la derrota (Gimnasia) fue el único gol de jugada. Sin dudas, es un equipo que usa muy bien la cabeza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario