Central

Entre ratificaciones y urgencias por mejorar

Carrizo reaparecerá entre los 11, mientras que el técnico respaldó a Rodríguez y Leguizamón

Sábado 21 de Octubre de 2017

La temporada no empezó como anhelaban en Arroyito. El inicio de la Superliga muestra sus obstáculos sin piedad para este renovado Central. También para varios de los protagonistas. De hecho hay muchos que deberán elevar el nivel pasado mañana ante Godoy Cruz, cuando sea momento de buscar el pasaje a las semifinales de la Copa Argentina, torneo en el que el equipo muestra otro andamiaje. En el medio de las flaquezas futbolísticas, Montero salió a respaldar a piezas que vienen siendo cuestionadas por la sociedad canalla.

   El partido contra Argentinos Juniors fue un dolor de vista para el hincha auriazul. La derrota terminó lastimando menos que la actitud pasiva que mostraron los jugadores durante toda la tarde. En realidad se agudizó la floja performance.

   A eso hay que sumarle que el Ruso Rodríguez, José Luis Leguizamón, Elías Gómez, Santiago Romero y Leonardo Gil tuvieron una jornada sabatina para el olvido. Aunque en algunos casos no hicieron más que prolongar su bajo rendimiento. A este grupo hay que sumar a Marco Ruben, que sigue con la pólvora mojada pero se mantiene entre los once.

   No obstante, el entrenador canalla sigue confiando en ellos. Porque si bien realizará cinco cambios para el desafío de pasado mañana (ver página 6), lo concreto es que ratificó al Ruso en el arco y al paraguayo entre los defensores. Ni hablar de Ruben, quien también debe estar desesperado por convertir por más que el mensaje que exterioriza sea otro.

   También le dará la chance de mostrarse a Pachi Carrizo, acaso uno de los jugadores que puede hacer funcionar el sistema ofensivo de verdad. El cordobés buscará entrar en sintonía el lunes como sea.

   Porque el plantel sabe que la continuidad del entrenador dependerá en gran parte de lo que harán ellos en cancha ante el Tomba. Este ciclo no merece caducar en estos momentos.

   Sin embargo, Paolo Montero no mira el futuro con desilusión. Su estirpe marca que sólo piensa en ganar y en redoblarles la confianza a sus muchachos. Esos mismos que deberán mostrar rebeldía en cancha de Instituto y demostrar que están a la altura de las circunstancias ante los mendocinos. Porque por el momento siguen en pie gracias al aguante que le viene haciendo el entrenador uruguayo contra capa y espada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario