Rusia 2018

Enorme ilusión y mayor desafío

El seleccionado partió anoche hacia Barcelona, donde trabajará previo al amistoso ante Israel. Muchos hinchas fueron a dar su apoyo y el presidente Macri a desearle suerte.

Jueves 31 de Mayo de 2018

La despedida del seleccionado argentino de su tierra fue con bombos y platillos, de aquí en más resta saber qué papel cumplirá el equipo de Jorge Sampaoli en el Mundial de Rusia para ver con qué semblante será el regreso al país. La delegación albiceleste partió anoche desde el aeropuerto de Ezeiza rumbo a Barcelona, donde hará escala antes del amistoso frente a Israel. Y en esa despedida quien estuvo presente fue el presidente Mauricio Macri, acompañado de su hija Antonia. El primer mandatario compartió un largo rato con los futbolistas y los integrantes del cuerpo técnico en el predio de la AFA en Ezeiza, donde también estuvieron el presidente del ente rector del fútbol argentino, Claudio Tapia, y el presidente de Boca, Daniel Angelici.

Argentina le dijo adiós a los hinchas el pasado martes, en La Bombonera, con el amistoso frente a Haití. Ese categórico triunfo por 4 a 0 ofició de despedida en lo estrictamente deportivo. Lo de ayer fue algo más formal con la visita protocolar del presidente Macri.

Las inmediaciones del predio de la AFA fueron el escenario elegido por un nutrido número de hinchas, quienes no quisieron de marcar presencia para brindarles el apoyo a los jugadores. Pese a la baja temperatura y las inclemencias del tiempo algunos hinchas formaron parte de lo fue un verdadero show, donde no faltó el merchandising a cargo de los cientos de vendedores que intentaron aprovechar la ocasión para lograr una venta más en momentos sumamente críticos del país. Y fue con Macri dentro del predio.

Al presidente se lo vio distendido, compartiendo bromas y anécdotas con todos los jugadores, especialmente con el capitán y máximo referente del equipo, Lionel Messi. Después de ese saludo protocolar sí llegó la hora de la partida.

La delegación se subió al micro que lo transportó al aeropuerto. El corto trayecto que hay entre un punto y otro igual llevó su tiempo. Es que al costado del camino hubo una gran cantidad de hinchas, siguiendo de cerca el colectivo y tratando de arrimarse lo más posible pese al fuerte operativo de seguridad que se dispuso.

El seleccionado dejó el predio Julio Humberto Grondona alrededor de las 21, pero casi una hora después logró ingresar al aeropuerto, donde ya aguardaba el lujoso avión que trasladó a la delegación a España. Barcelona será la ciudad donde Sampaoli y sus muchachos harán base por los próximos días, hasta que llegue el momento de viajar a Jerusalem, donde Argentina disputará su último partido amistoso antes del Mundial, frente al local Israel.

Después de esos 90 minutos ya no habrá tiempo para más pruebas, sólo aquellos trabajos tácticos y prácticas de fútbol que Sampaoli diagrame en la previa del debut en Rusia, ante Islandia, el sábado 16 de junio, en Moscú. Los otros dos partidos de la fase de grupos serán contra Croacia (jueves 21) y Nigeria (martes 26).

Una nueva ilusión y mayor desafío se puso en marcha para Argentina, con el apoyo de la gente y después de que Macri haya cumplido con el ritual de desearle mucha suerte al equipo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});