Ovación

Encontró un gol y luego engranó

La Lepra la pasó mal, aprovechó un penal a los 45', mejoró, sufrió una pelota en la base del palo y lo supo cerrar con tranquilidad.

Domingo 23 de Septiembre de 2018

Un muy mal centro de Amoroso llegó a los pies de Bíttolo, que se proyectó al área pensando en que le hicieran penal, el que le hizo tontamente Pereyra Díaz y que transformó en gol el Negro Figueroa. Un grito que no hace olvidar lo que sucedió los 45' anteriores de un pobrísimo nivel de juego rojinegro, pero que con la chapa del resultado con el 1-0 a favor tapa cualquier cosa en lo inmediato. Un cabezazo en la base del palo propio a los 71', en una jugada rival aislada, una expulsión que dejó al visitante con diez (83') y un contraataque muy bien elaborado a los 87' para el 2 a 0 triunfal y final completaron un partido que fue favorable a Newell's, hasta por fortuna, pero a quién le importan los merecimientos cuando el juego ayer se circunscribía más que nada a sumar el triunfo, a quedarse con los más que tres puntos en juego.

   Es que el resultado, hoy para Newell's, es todo. Después de ver sumados los tres puntos en las dos tablas se puede pensar en otra cosa. Luego de cortar una racha sin triunfos, el aire puede renovar energías y eso es lo que deberá trabajar el DT cuando se ponga a mirar a Estudiantes y a Colón, los próximos 6 puntos en juego.

   Los de ayer quedaron en el Parque. Porque Aguerre se hizo gigante en cada intervención (ver página 3), porque Lanús no aprovechó su tiempo cuando Maciel era el dueño de la pelota y el doble cinco leproso formado por Sills y Bernardello no cortaba para que la defensa no sufriera. Cuando las espaldas de Figueroa y de Amoroso eran tierra fértil para la visita, cuando Leal no existía (no apareció tampoco después) y Formica mostraba más su influencia por ganas que justificando que el DT lo escondiera para ponerlo de titular.

   El 1-0 cerca del cierre de la etapa inicial fue fundamental. El resultado impulsó a Newell's y bajoneó a Lanús. Y con ello se abrió el juego para el rojinegro. Al segundo tiempo lo jugó mejor. Más tranquilo, con mayor proporción de tiempo con la pelota en su poder.

   Así entre Amoroso, Callegari y Fértoli de contra lograron sellar el triunfo. Se insiste, ayer Newell's debía festejar una victoria, de esas de la frase hecha, la de "ganar como sea".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario