Ovación

En Rosario Central, el desafío es potenciar a los jugadores que están

Talamonti, Casteglione y Gagliardi son algunos de los jugadores a los que Russo deberá recuperar para solidificar la base. La búsqueda de refuerzos está latente, más allá de que no hubo grandes avances.

Miércoles 26 de Diciembre de 2012

La búsqueda de refuerzos está latente, más allá de que aún no se hayan producido grandes avances. No obstante, Miguel Angel Russo tiene trabajo también con los de adentro para potenciarlos y, en cierta medida, tomarlos prácticamente como refuerzos pese a que ya formen parte del plantel. Es que hay futbolistas que tuvieron poco rodaje, que prácticamente no contaron con participación cuando el equipo ensayó la levantada de seis victorias consecutivas y se metió en los puestos de ascenso a la primera división. En este grupo son varios los nombres a apuntalar, pero hay algunos que sobresalen. Leonardo Talamonti, Carlos Casteglione, Alejandro Gagliardi son los que se destacan.

Todos jugaron con Russo. Algunos más, otros menos. Ahora estará en el entrenador tratar de acoplarlos a la base que terminó jugando. Sabiendo que no todos tendrán lugar siempre, pero la recuperación desde lo futbolístico es un lujo que el DT se puede dar para contar con un grupo mucho más competitivo que el que tuvo en el semestre pasado.

Cuando Russo llegó confió entre sus íntimos que uno de los futbolistas que pretendía tomar como bandera era a la Oveja Talamonti. Por eso lo puso de titular en el debut, frente a Sarmiento de Junín. Su rendimiento no fue bueno, al igual que el resto del equipo, y ya en la segunda fecha fue al banco. A partir de ahí fueron pocos minutos los que estuvo en la cancha, ingresando en tres ocasiones (Chicago, Almirante Brown y Douglas Haig) desde el banco de suplentes. Contra Ferro recuperó la titularidad y sufrió una dura lesión que lo dejó afuera por el resto del campeonato. Algo similar le sucedió en la temporada pasada, pero nada opaca su nombre y capacidad. Mientras esté en el plantel, el defensor oriundo de Alvarez siempre será una alternativa más que válida.

Antes que nada vale aclarar que algunos de los que no tuvieron demasiada participación podrían llegar a rescindir su contrato, aunque de eso, por ahora, mucho no se habla.

Aclarado esto, la lista sigue. Casteglione llegó como uno de los nombres más fuertes para reforzar el equipo. Jugó 10 partidos de titular hasta que el técnico decidió marginarlo de los once por bajo rendimiento. No resultó un gran trastorno para Russo porque Nahuel Valentini y Franco Peppino se acomodaron rápidamente. A tal punto que fueron piezas clave en los seis partidos que Central lleva sin que le conviertan. Lo del ex Tigre, entre otros, tiene ribetes similares al caso Talamonti. Experiencia y jerarquía (al menos para la categoría) no le falta. Tuvo la contra de desempeñarse en el peor momento del equipo, cuando los resultados no sólo no se daban, sino que el juego dejaba mucho que desear. Después de aquel recordado partido ante Douglas, cuando tuvo inconvenientes (junto a Javier Yacuzzi) con algunos hinchas en el playón de estacionamiento nunca más recuperó la titularidad. A Gagliardi sin dudas le costó la adaptación al club. Al menos esa es la evaluación que Russo hace a menudo entre sus confidentes. El mediocampista nunca pudo mostrar el nivel que tuvo en Instituto, ni siquiera con la confianza que le dio el técnico, cuando fue titular. Cinco partidos desde el arranque para un jugador que llegó como refuerzo es poco. Es, sin dudas, uno de los nombres a recuperar.

En este sentido sirve como ejemplo lo que Russo comentó entre sus allegados. Palabras más, palabras menos, el DT dijo que está convencido de que el segundo semestre de Gagliardi será muy superior al de la primera parte del torneo.

Nicolás Freitas y José Luis García podrían entrar en este lote de jugadores que no rindieron y que obligan a la lectura (ya hecha por este diario) acerca del bajo nivel de la mayoría de los que llegaron como refuerzo. Russo sabe eso y tiene el desafío de potenciar a varios de los que considera que pueden potenciar la base que terminó el semestre como escolta del torneo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario