Ovación

En Newell's hay que empezar a ganar para transitar en paz el torneo de Transición

La falta de buenos resultados hizo que el problema futbolístico pusiera en crisis la situación dirigencial. A tal punto que derivó en el adelantamiento de las elecciones.

Martes 08 de Marzo de 2016

“Si Boca no tuviera problemas no habría cambiado al entrenador”. Con una sinceridad al palo, el técnico de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, estableció un claro cuadro de situación por la que transita la entidad xeneize. Estas mismas palabras podrían tener la autoría de Diego Osella, que llegó hace un puñado de días con el fin de tratar de sacar a Newell’s del momento complejo por el que atraviesa. Con problemas futbolísticos, anímicos y físicos que condujeron al equipo a quedar con el freno de mano en el torneo sin poder avanzar con el fin de buscar el protagonismo soñado durante la pretemporada. A esta realidad encima se le sumaron los inconvenientes dirigenciales que derivaron en la determinación de adelantar las elecciones.

Lo primero que tuvo que hacer el cuerpo técnico es aceptar el momento que atraviesa el plantel. Al que le cuesta responder en cancha para no sólo levantar la producción futbolística si no conseguir los resultados que podrían calmar las presiones en las que están inmersos. El diagnóstico no entregó todos datos positivos y hay muchos aspectos por mejorar para que logre la salida. La cuestión es que ya van seis fechas, Newell’s está muy abajo en la tabla de posiciones y para intentar cierto protagonismo deberá dar un vuelco total y ganar gran parte de los juegos que restan hasta el final. Algo muy complicado.

De lo contrario deberá resignarse a intentar sumar la mayor cantidad de puntos posibles y aceptar a una transición —otra más— pensando en el segundo semestre del año. Y ahí, ya sea el actual cuerpo técnico u otro en caso de que las próximas autoridades que conduzcan la institución así lo determinen, armar un plantel competitivo y renovado.

Es cierto, esto en palabras resulta sencillo pero a la hora de implementarlo no lo es. Porque hace falta una buena billetera y hoy parecería que la entidad no estaría en condiciones de afrontar grandes gastos. Al menos eso no logró implementarlo en los últimos libros de pases, en los que la inversión en la contratación de refuerzos fue mínima.

Tampoco puede recurrir a apostar a las divisiones inferiores porque quedó demostrado que todavía no hay demasiado material para poner en escena en el plantel profesional. Y si bien nadie se anima a decirlo públicamente, no son pocas las voces involucradas en el mundo leproso que dicen por lo bajo que “no hay muchos futbolistas preparados para ser utilizados en primera división”. Los ejemplos son sobrados porque no hay demasiados valores que hayan surgido después de casi ocho años de gestión.

Así está Newell’s en este momento. Inmerso en una estado crítico futbolístico e institucional. Con un par de directivos resolviendo las elecciones y el traspaso de mando a mitad de año, otros que desaparecieron de la órbita leprosa sin dar señales de vida  y otros que intentan desligarse de las responsabilidades que tienen a pesar de ser parte de la entidad del Parque de la Independencia. Y, encima, lo futbolístico no acompaña para tapar todas estas fallas de conducción, que generalmente quedan ocultas cuando las victorias acompañan. Eso es lo que hoy necesita la Lepra, sumar para adquirir una dosis de tranquilidad y transitar en paz lo que resta del campeonato. Que hoy parece de transición.

Hoy el plantel entrenará en doble turno

Si hay algo que implementó el cuerpo técnico ni bien llegó a Newell’s es a apostar al trabajo. Por eso hoy los jugadores leprosos entrenarán en doble turno en Bella Vista (en uno hará fútbol). Una rutina que se había perdido en el último tiempo y que ahora con el estilo que desea imponer Osella parece haberse implementado, al menos una vez por semana. “Hay que trabajar para salir de esta situación. Es la única manera”, le dijeron a este diario algunas voces rojinegras sobre la metodología utilizada.

Después de la derrota con el granate el plantel tuvo descanso y volvió al trabajo el domingo por la mañana. Ayer lo hizo también en horario matutino en el predio y hoy llegará la doble jornada.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario