Ovación

En la reventa, una entrada para Argentina-Chile puede costar hasta 22 mil dólares

Las plateas para el sábado salen unos 120 dólares, pero la reventa —aunque esta prohibida en el país trasandino— disparó los precios de los tickets a números irrisorios.

Jueves 02 de Julio de 2015

Hasta 22 mil dólares se ofrece una entrada para la final de la Copa América entre Chile y Argentina en sitios de internet pese a la prohibición legal que rige en el país trasandino para la reventa.

En el sitio Ticketbis.cl se ofrecen tickets que van desde los 1.000 dólares hasta los 22.000 según la ubicación dentro del estadio, aunque como suele ser normal en este tipo de cosas, hubo quienes denunciaron que adquirieron sus pases a través de esta página para el partido de semifinal ante Paraguay y no pudieron ingresar a la cancha.

En otros sitios, como el grupo de Facebook "Argentinos en Chile", se ofrecen entradas entre los 630 y los 900 dólares, aunque también hay varias personas que sólo negocian el precio por mensaje privado.

No sólo está prohibida la reventa en Chile, sino que también se corre el riesgo de adquirir tickets falsos.

Mientras tanto, en las esquinas del centro de Santiago, en el moderno Shopping de Costanera Center y hasta en los alrededores del estadio Nacional, crece insistentemente la aparición de “arbolitos”, con entradas para todos los sectores, aunque la gran demanda hizo que los precios se fueran a las nubes, y a los hinchas argentinos les han llegado a pedir desde mil hasta cinco mil dólares por una entrada para la finalísima del sábado.

El precio oficial por una platea para el sábado es de 80.000 pesos chilenos, algo así como 120 dólares, pero en esta Copa América, la reventa está institucionalizada.

Actúan como verdaderas empresas, con empleados bilingües, para comercializar los tickets, que poseen de a cientos o a miles, para distribuir en las calles o directamente en los sitios de internet.

Los principales clientes en la reventa son los argentinos, que están dispuestos a romper el chanchito para tener un lugar en el estadio Nacional, y esta situación despertó el enojo de los locales, porque acá hay fastidio generalizado con la organización, debido a que cuestionan que “esta Copa América es para los ricos, y no para los verdaderos hinchas de fútbol, porque esos no pueden pagar locuras por las entradas”.

Y en medio de esta historia, están en los vivos de siempre, que se llenan los bolsillos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario