Ovación

“En Central recuperé la felicidad”, confesó el delantero canalla Marco Ruben

"La ilusión de todos es conseguir un campeonato”, comenzó relatando el artillero en el mano a mano con Ovación, mientras se prepara para incursionar “en un semestre muy duro”.

Domingo 28 de Junio de 2015

Decidió volver al pago para nutrirse de los suyos. Y para potenciar ese instinto goleador que estaba dormido. Marco Ruben vive otro presente. Es el único goleador del torneo y capitán de un equipo que está siendo la sorpresa de la competencia. “En Central recuperé varias cosas. Como la ilusión, las ganas de querer pelear por una felicidad como sería lograr un título con Central. Ahora quiero lograrlo. Sin dudas, la ilusión de todos es conseguir un campeonato”, comenzó relatando el artillero en el mano a mano con Ovación, mientras se prepara para incursionar “en un semestre muy duro”.

   —¿Se puede decir que tomás esta pretemporada de manera distinta, ya que no tenés que adaptarte ni saber cómo está el club?

   —Sí, por su puesto que es así. Además, si bien cuando llegué estaba bien desde lo físico, ahora estoy mucho mejor. Después, encuentro que el proyecto va para adelante y el equipo responde a las expectativas, que era la incertidumbre lógica que había al principio porque era un nuevo ciclo y proyecto deportivo. Más allá de eso, también es cierto que siempre trato de mejorar.

   —Hablás de evolucionar pero sos el goleador del torneo, ¿qué te queda por mejorar?

   —En primer lugar siempre hay cosas por pulir. Lo que pasa es que siempre busco la mejora a nivel general porque esto es un equipo. En cuanto a lo personal, mi objetivo es estar siempre a disposición del entrenador porque eso marcará que estoy para jugar. Sé que será difícil mejorar lo que hice. No sólo por los goles sino además porque tuve la suerte estar en los 15 partidos que disputamos.

   —¿Y a nivel grupal, a qué le apuntás?

   —A tener mayor control del juego durante los partidos. Como pasó con River e Independiente, más allá de que los resultados no fueron los mejores. Pero el equipo dominó y ese es el camino para seguir prendidos arriba y mejorar como grupo.

   —¿Coincidís con que mejorar implica además cerrar los partidos porque son intensos, pero les cuesta plasmar el dominio en el arco rival?

   —Seguro. Una de las cosas a mejorar es lo que nos pasó en los últimos partidos, que fue donde el rival se puso en ventaja y eso hace que luego se nos pongan las cosas cuesta arriba. Por ahí, el hecho de querer golpear primero hace que los rivales nos esperen y sorprendan después. A la Argentina en la Copa América le está pasando eso, busca ganar o propone un estilo, pero los rivales se cierran y cuesta entrarles. Eso es porque además hay un trabajo semanal del contrario porque ahora se estudia todo. Cada uno sabemos cómo juega el otro. Por eso pienso que esta segunda etapa será mucho más difícil que la primera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS