Enfoque

En 15 fechas de un torneo sin descensos, ya cesantearon a 10 técnicos

Los directivos del fútbol argentino organizaron una liga sin competitividad pero igualmente liquidan los proyectos despidiendo a los entrenadores

Martes 12 de Octubre de 2021

Los dirigentes del fútbol argentino capitalizaron la pandemia para canalizar sus necesidades políticas de preservación, por eso decidieron que no haya descensos por un tiempo, e incluso tienen en mente que el año próximo sólo haya dos cupos y no cuatro como se planteó en un principio. O sea que la Liga Profesional seguirá con una cantidad récord de equipos. Pero pese a la pérdida de competitividad, los directivos siguen despidiendo entrenadores en este torneo devaluado, con bajos recursos económicos y escasos valores futbolísticos. Es decir que los proyectos, palabra a la que vaciaron de contenido por su uso indebido, ni siquiera pueden sostener en este formato de pobreza. Por eso, con la necedad habitual, ya despidieron o renunciaron a 10 técnicos en sólo 15 fechas.

En ese derrotero el primero que debió irse fue Juan Antonio Pizzi, paradójicamente con una buena productividad en Racing, ya que de 32 partidos ganó 13, empató 11 y perdió 8.

Otro caso controversial fue la salida de Miguel Angel Russo de Boca. El experimentado entrenador en poco tiempo ganó dos títulos locales y llegó a semifinales de la Copa Libertadores, además de eliminar a River de dos competencias prolongando así una racha positiva ante el adversario, la que se cortó recientemente con la derrota por 2 a 1 en el Monumental con Sebastián Battaglia como conductor.

En ambos casos, los argumentos giraron en torno a que no satisfizo la forma de juego, independientemente de que los resultados en otros clubes hubiesen sido suficientes para consolidar los proyectos.

El último pasajero, por ahora, es Omar De Felippe, quien presentó su renuncia este martes a la conducción de Atlético Tucumán tras la derrota frente a Talleres y luego de una serie de resultados adversos.

Otro ejemplo del contrasentido fue la determinación de Aldosivi de impulsar un proceso a largo plazo con el debut de Fernando Gago en la dirección técnica, y tras un arranque prometedor por la forma de juego, luego seis caídas seguidas lo empujaron hacia la salida, en paralelo con un escándalo de su vida privada.

La decena de cesanteados se completa con Gustavo Coleoni en Central Córdoba, Sergio Rondina en Arsenal, Sebastián Méndez en Godoy Cruz, la dupla Martini-Messera en Gimnasia, Juan Manuel Azconzábal en Unión y Leonardo Madelón en Platense.

Todavía faltan 10 fechas para terminar el torneo, por ende la decena de entrenadores cesanteados puede seguir incrementándose, porque a los directivos sólo les interesa perdurar, por eso suspendieron los descensos, y porque tienen en claro que entre que se vayan ellos o los entrenadores, no hay duda alguna: que se vayan los entrenadores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario