Ovación

Empezó a picar...ayer, con dos de acá

Javier Mascherano volvió a calzarse los cortos en el fútbol argentino después de 15 años, iniciando la pretemporada en Estudiantes. Y Sebastián Beccacece se mudó de cuadra y dirigió la primera práctica de Racing.

Viernes 03 de Enero de 2020

El fútbol argentino vivió un hecho trascendente ayer. Mejor dicho, dos hechos. Y ambos involucran a personajes surgidos acá, en el fútbol rosarino, más precisamente en Renato Cesarini. Del club de los Solari surgió como futbolista Javier Mascherano, nacido en San Lorenzo y quien debutó profesionalmente en River para dar el salto rápido al exterior. Y en esa misma institución que tiene su campo de deportes a la vera de la autopista Buenos Aires-Rosario también hizo sus primeras armas, pero como entrenador, Sebastián Beccacece, quien no jugó al fútbol pero se hizo camino como ladero de Jorge Sampaoli primero para soltar alas después. Uno regresó al país luego de 15 años de ausencia en que fue figura por el mundo. El otro asumió en uno de los capos de Avellaneda, con la particularidad que antes dirigó al otro. Una rareza absoluta.

Estudiantes y Racing, junto a Independiente en el que también debutó como entrenador un ex de la casa, Lucas Pusineri, fueron los primeros del año en reiniciar los trabajos, ya que antes de que termine el 2019 lo había hecho Vélez, del Gringo Heinze. Hoy lo harán varios (ver aparte), entre ellos Newell’s y Central.

Camiseta y pantalón rojos, con bordes blancos, Mascherano revolucionó City Bell. A loas 35 años (en junio cumple 36), el Jefecito es sin dudas el pase de este mercado, luego de jugar en China tras casi una década en Barcelona y casi 16 años en la selección nacional a la que renunció tras el Mundial de Rusia. El de julio en 2005, en el Monumental ante Huracán de Tres Arroyos, fue el último partido en el fútbol argentino con la casaca millonaria, la única que vistió. La de Estudiantes será la segunda.

Ayer, además de Mascherano, inició los entrenamientos en el equipo de Gabriel Milito Martín Cauteruccio, el otro refuerzo.

En tanto, el predio de la AFA en Ezeiza fue el escenario elegido para que Sebastián Beccacece se vista la pilcha de entrenador de Racing. Lo curioso es que hace menos de dos meses y medio dirigía a Independiente. Pero eso no amedrentó a la dirigencia de la Academia, que veía en el ex ayudante de campo de Sampaoli un perfil adecuado para ser el reemplazante de Eduardo Coudet, mudado a Inter de Porto Alegre.

Además, en este ciclo Beccacece sumó a muchos juveniles a la pretemporada y pretende darles más cabida de la que tuvieron con Coudet. Ayer comenzaron nada menos que 18. Por ahora no hay refuerzos ni posibles salidas

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario