Ovación

El Zurdo hizo pie en Casa Amarilla

El DT de la selección fue a ver a cuatro: Pavón, Pérez, Gago y Benedetto. ¿Tevez? Por ahora no

Sábado 03 de Febrero de 2018

El entrenador de la selección argentina, Jorge Sampaoli, presenció ayer el entrenamiento de Boca en Casa Amarilla y siguió de cerca los movimientos de Cristian Pavón y Pablo Pérez, los dos jugadores que tienen más chances de integrar la nómina que acudirá el Mundial de Rusia 2018. También por el estado de los lesionados Fernando Gago y Darío Benedetto, ¿Carlos Tevez? Por ahora es sólo una presión de cierta prensa de Buenos Aires.

El entrenador argentino nacido en Casilda llegó a La Boca a las 9.15 acompañado por su ayudante de campo Sebastián Beccacece y otros colaboradores.

Poco después se ubicó en la tribuna lateral de la cancha número uno del predio Pedro Pompilio, donde observó el ensayo formal de fútbol que los boquenses realizaron con miras al clásico que animarán mañana ante San Lorenzo por la 14ª fecha de la Superliga.

Con su estadía en la práctica de Boca, Sampaoli completó su semana de visitas a los clubes que había comenzado el miércoles último cuando presenció en Ezeiza el ensayo de Independiente, y ayer en Avellaneda para ver en acción a Racing, más precisamente a Lautaro Martínez, la joya del plantel.

El casildense conversó con el entrenador boquense Guillermo Barros Schelotto como anteriormente lo había hecho con Ariel Holan (Independiente) y Eduardo Coudet (Racing).

Sampaoli se interesó también por el estado de Gago y Benedetto, ambos con roturas de ligamento y pocas chances de llegar en condiciones a la Copa del Mundo. No más que eso. No hubo charlas con los jugadores y menos con Tevez.

Por otra parte, el lateral derecho Gino Peruzzi, uno de los más cuestionados por el público de Boca, acordó su incorporación a préstamo a fin de año a Nacional de Montevideo, y por esa razón abandonó ayer antes del final la práctica de los xeneizes.

Peruzzi entrenaba en forma diferenciada, ya que su pase al Bolso estaba casi concretado, y una vez que se terminaron de acordar los detalles dejó la práctica.

El cordobés inició su carrera futbolística en Vélez, luego emigró a Italia para jugar en Catania y posteriormente llegó a Boca cuando el entrenador era Rodolfo Arruabarrena.

En tanto, ayer Baros Schelotto dio de baja el interés por el defensor de Milan Gustavo Gómez, pero después el club italiano dijo que aceptaba la oferta de Boca. Ahora habrá que ver si se concreta o no la transferencia, pero parece que está allanada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario