Ovación

El Yacaré apretó los dientes

Tras el triunfo de David Goffin sobre Federico Delbonis y el de Leo Mayer sobre Steve Darcis, las acciones quedaron emparejadas y el dobles de hoy, desde las 11 de Argentina, será clave. Fue un viernes de resultados lógicos.

Sábado 19 de Septiembre de 2015

Una actuación sólida y prolija, como suele tener siempre Leonardo Mayer en la Copa Davis, le permitió a Argentina terminar el viernes 1-1 ante Bélgica en Bruselas y así mantener viva la ilusión de llegar a una nueva final del certamen. Tras el triunfo de David Goffin sobre Federico Delbonis y el de Leo Mayer sobre Steve Darcis, las acciones quedaron emparejadas y el dobles de hoy, desde las 11 de Argentina, será clave. Fue un viernes de resultados lógicos.

En primer turno, Goffin, número 15 del ránking mundial, se impuso con parciales de 7/5, 7/6 (3) y 6/3 frente a un Delbonis (65º) que tuvo una buena performance, pero al que no le alcanzó para luchar un poco más el partido, que se extendió por dos horas y media.

Luego, con la desventaja en el marcador, el singlista Nº 1 de Argentina, Leo Mayer (39º), tuvo más trabajo de la cuenta pero pudo sacarse de encima al peligroso Darcis (64º) en cuatro parejos sets, con parciales de 7/6 (5), 7/6 (1), 4/6 y 6/3, en casi cuatro horas de juego.

Así, el Yacaré correntino estiró a siete partidos su invicto por la Copa Davis, números valiosos para un verdadero luchador del circuito profesional que encontró su lugar en el equipo albiceleste.

Hoy, desde las 11, se jugará el punto clave de dobles. Están anunciados Carlos Berlocq y Diego Schwartzman por el lado albiceleste y Ruben Bemelmans y Kimmer Coppejans para los locales, aunque hasta una hora antes del inicio los capitanes pueden modificar las parejas. Y el foco de la especulación está puesto allí.

El equipo nacional, dirigido por Daniel Orsanic, busca su quinta final por la Ensaladera de Plata, trofeo que nunca pudo ganar hasta el momento tras quedar a las puertas en 1981, 2006, 2008 y 2011.

Al detalle: en el primer punto Delbonis cumplió con las expectativas que había depositado en él Orsanic, pero le faltó esa pizca de confianza para cerrar los momentos importantes del partido. Durante los primeros dos sets el azuleño hizo un muy buen trabajo, sobre todo por la presión que pudo ejercer cada vez que encontró su primer servicio.

En ese punto radicó el aguante del argentino, que si bien ganó pocos puntos con el saque del rival en el primer parcial, siempre se mantuvo expectante para encontrar el resquicio para lastimar.

Si bien intercambiaron quiebre en los primeros games del partido, siempre fue Goffin el que manejó los hilos anímicos del encuentro.

Con la desventaja a cuestas, Mayer sintió la presión del público belga en el primer set, pero fue encaminando las acciones y logrando mayor control. Tuvo más chances de quiebre, pero la diferencia en el marcador recién pudo lograrla a partir de tiebreaks.

El Yacaré sufrió un bajón en un ciclotímico tercer set, pero volvió a poner su tenis sobre rieles en el cuarto y cerró el match con mucha autoridad. Para igualar la eliminatoria y sustentar las ilusiones de llegar a una nueva definición del torneo por equipos más importante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS