Ovación

El verdadero león en el callejero fue Ardusso

El parejense durmió a los poderosos 408 en el final y se recibió de piloto callejero. Triunfazo en una emotiva gran carrera.

Domingo 30 de Agosto de 2015

Presentaron el nuevo modelo 408 y anunciaron la designación del último gran ídolo del automovilismo argentino, Juan María Traverso, como asesor deportivo. Hicieron el 1-2 en clasificación y parecía una ventaja definitiva. Los Peugeot estaban para rugir como ningunos, pero el final de la primera carrera en la noche de Santa Fe terminó en desastre para el León con polémicas incluidas. Porque el verdadero león fue uno de los mejores de la actualidad y representante de la región: el parejense Facundo Ardusso, quien durmió al poleman Agustín Canapino y al campeón Néstor Girolami en un final para alquilar balcones y se alzó con un triunfo espectacular porque lo buscó siempre. Como en su primera victoria en la categoría, cuando superó al entonces monarca José María López, en Recoleta, el parejense se recibió además de callejero.

"A mí no me importa lo que hagan los demás", afirmó Ardusso al bajarse del Linea que no le había dado satisfacciones en el año, al punto que sus novatos compañeros, Chapur y Urcera, llegaron a Santa Fe precediéndolo en el campeonato. Pero en un circuito ultradifícil, donde tanto cuenta la muñeca, el Flaco demostró una vez más por qué es top. Persiguió sin tregua a los Peugeot y cuando entre ellos se pelearon, aprovechó para superarlos en la misma maniobra, a 6 vueltas del final.

Para quienes critican a los callejeros porque suponen espectáculos monótonos, la edición de anoche dio por tierra con esos prejuicios. Desde la clasificación tan disputada entre los compañeros del León, todo fue vibrante. Canapino picó en punta pero en el segundo giro Girolami lo superó limpiamente. Sin embargo, dos vueltas después al salir de la chicana se pegó contra el muro y ahí pareció que no le quedaba otra que ceder ante su compañero, en realidad su enemigo en la pista. Sin embargo, dio otra versión. "No sé por qué el equipo me ordenó dejarle el lugar. No lo entiendo. Yo soy el campeón", chapeó el Bebu.

Ulises Armellini, el dueño del team, dijo que dio la orden porque no estaba previsto que debía superarlo. Y además, parece que se le había dicho al arrecifeño que Girolami enfriaba para cuidarle las espaldas pero lo superó. La relación es pésima y se agravó en Rafaela, cuando Canapino lo sacó de la punta en la penúltima curva para que gane Werner, y sólo la descalificación del Focus (y también de Canapa) le devolvió la alegría.

Y en el giro 18 todo se agravó para ellos. Canapino no pudo hacer la chicana y Girolami lo intentó pasar al final de la única recta posible de sobrepaso. Pero el arrecifeño no aflojó, llevó al Bebu contra la pared y Ardusso apareció por adentro para superarlos a los dos. Desde ahí estiró rápido la diferencia y su entusiasmo le hizo cometer el mismo error del Bebu al golpear contra el paredón a la salida de la chicana a dos vueltas del final, pero tampoco le pasó nada. La carrera terminó además sin un solo auto de seguridad y hubo mucha lucha atrás entre Ledesma (rompió motor), Pernía, Fineschi y Werner. Emotiva por donde se la mire, Ardusso dejó bien en alto la bandera del automovilismo santafesino (Fabián Yannantuoni abandonó a 5 giros del final), justo en la carrera emblemática de la provincia. Un verdadero león, que hoy buscará la remake (12.40, TyC) cuando largue 2º entre los dos.

Bruno Etman estrenó el paredón del callejero. El piloto de Fiat se pegó un terrible golpe en la chicana cuando disputaba la tanda de entrenamiento y dobló todo el auto (foto). Como consecuencia del impacto, que le provocó además un esguince de tobillo, no largó anoche la final. En tanto, es duda para hoy. Otros que tampoco corrieron por trompearse contra el muro fueron Mallo y Javier Manta, del team rosarino Litoral Group. Fontana también tuvo un impacto, pero al menos pudo dar el presente en la gran fiesta a la vera del Paraná.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario