Ovación

El vendaval fue auriazul

En una tarde lluviosa y con una ráfaga de lucidez, Central hizo gala de su efectividad y venció por 2 a 1 a Belgrano

Domingo 08 de Abril de 2018

No hay nada mejor que el agua para arrastar los problemas y traer vibraciones nuevas. Parece que la lluvia torrencial previa al partido fue el presagio de que Central iba a tener una tarde renovadora. Y así fue, el canalla le ganó 2-1 a Belgrano con una ráfaga de inspiración que le sirvió para llevarse tres puntos fundamentales en busca de una ansiada regularidad.

No caben dudas de que la apuesta de Leo Fernández fue arriesgada desde el vamos. Central jugó con un doble cinco sin marca, resignando recuperación, y eso lo hizo sufrir en reiteradas ocasiones. En los primeros minutos, Belgrano lo apretó y tuvo un par de situaciones en los pies de Leonardo Sequeira.

A Joaquín Pereyra y Joel López Pissano, la dupla de volantes centrales, les costó adaptarse a una posición que no es natural para ellos y quedaron expuestos. Es por eso que el adelantamiento de los zagueros, Tobio y Cabezas, fue una rueda de auxilio para que el medio no sea una vía de circulación rápida.

Con el correr de los minutos, los mediocampistas auriazules se fueron asentando y tomaron su propio protagonismo. Pereyra estuvo atento en la cobertura de la espalda de Carrizo y Da Campo e hizo el trabajo de corte cada vez que estos perdían la redonda. Su acompañante, López Pissano, se adelantó unos metros, ofició de generador de juego y, aunque mostró pinceladas de todo su talento, por momentos equivocó los caminos.

En medio de un partido equilibrado pero con llegadas más claras del conjunto cordobés, Central ligó todo de golpe en el tramo final del primer tiempo. A los 35', Maximiliano Lovera ejecutó un tiro de esquina que encontró al colombiano Oscar Cabezas, quien anticipó a la defensa en el primer palo y descolocó al arquero Lucas Acosta para marcar el 1-0. Y el vendaval canalla continuó: tres minutos después, un remate aislado de Pereyra no fue bien controlado por el guardavalla visitante, que le regaló el rebote a Fernando Zampedri, éste no perdonó y estampó el 2-0. El resultado pudo ser mayor, ya que el Toro dispuso de otras dos situaciones clarísimas sobre el final pero le negaron el grito.

El complemento mostró al equipo de Leo Fernández en una versión más austera. Reguló una marcha y se dedicó a cuidar la valiosa ventaja. Si bien no sufrió como en la primera etapa, Belgrano tuvo una chance inmejorable de descontar a través de un cabezazo a quemarropa de Sequeira en el corazón del área. Jeremías Ledesma estuvo rápido de reflejos y se mandó un atajadón digno de encuadrar.

Con el triunfo prácticamente consumado, en el último minuto llegó el descuento cordobés. Mauro Guevgeozian ensayó una chilena dentro del área, Alfonso Parot tocó la pelota con la mano y el árbitro Hernán Mastrángelo cobró penal, que Cristian Lema cambió por gol.

Para Central son tres puntos importantes, necesarios. Tenía que recuperarse del duro tropiezo en Paraná y lo hizo. Le alcanzó con un vendaval de lucidez.

El equipo de Leonardo Fernández tuvo su primera ocasión luego de la media hora de juego. Un centro de Joel López Pissano encontró la cabeza de Fernando Zampedri pero el arquero Acosta la mandó al córner.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario