Ovación

El triunfo ante San Martín fue el que buscaba Bernardi para empezar de nuevo su mandato

Puso en marcha la nueva etapa. Newell’s cambió en parte su idea en pos del resultado, que es lo que necesitaba obtener su entrenador Lucas Ademar Bernardi.

Lunes 21 de Septiembre de 2015

Newell’s puso fin a una racha de resultados adversos y dio señales de cambio. Lo inició con aquel empate ante Central con sabor a victoria para los rojinegros y ratificó su estado de ánimo en alza con la victoria del sábado por la noche ante San Martín. Lo que necesitaba para detener la pelota y soñar con la llegada de resultados positivos. Precisamente el resultado es lo que prima en este momento por sobre la cuestión futbolística, el estilo o la idea. Lo que vale es sumar. Así lo entendieron los jugadores y, sobre todo, el cuerpo técnico.
  Después de una seguidilla importante de marcadores dispares, Bernardi se vio obligado a cambiar de idea para empezar a sumar. El estilo o las convicciones se negocian y no es indigno hacerlo. Todo lo contrario. Ante las necesidades siempre es valioso barajar y dar de nuevo. Eso hizo precisamente el DT frente al canalla y lo impuso en el Coloso el fin de semana con el fin de conseguir una victoria tranquilizadora. Nunca resignó la premisa de atacar, un sello distintivo del rojinegro, pero siempre cuidándose, sin regalar espacios en el fondo que pudieran complicarlo. Generó y buscó constantemente golpear rápido a su rival, pero en la definición venía torcido. Hasta que Maxi Rodríguez tocó al gol para cortar su magra racha personal y la del equipo.
  ¿Qué hizo Newell’s esta vez? Defendió. Se animó a resignar ciertos ideales más allá de jugar ante su gente. Siguió buscando el arco de Ardente, pero con mayores cuidados. Y cuando tuvo que bajar el telón para sellar el resultado lo hizo sin sonrojarse. El entrenador sacó a la Fiera —se fue fastidioso con el cambio— y mandó al ruedo a Diego Mateo a correr y meter en todos los sectores de la cancha (cabe recordar que jugaba con un hombre menos por la expulsión de López), con el fin de romper el juego sanjuanino, cuyo conductor mandó a todos sus delanteros en pos de la igualdad.
  Bernardi habló de que los jugadores nuevamente jugaron con entrega y corazón. Hubo un cambio de mentalidad, de estilo y convicciones. Newell’s tuvo como misión no sólo atacar siempre, si no también arremangarse para defender cuando era necesario. Y ratificó así el inicio de la nueva etapa leprosa.

Una cuestión de fechas a resolver

Estudiantes y Newell’s fue programado para el lunes 28, en el estadio Ciudad de La Plata. Incluso es uno de los apuntados por la AFA y los organismos de seguridad para que sea uno de los que tenga público visitante. Pero hay un detalle que deberá resolverse el miércoles o jueves después de que el pincha enfrente a Central por la Copa Argentina, porque en caso de superar al canalla debería jugar la semifinal frente a Racing el miércoles 30 de septiembre, con sede a designar.
  Seguramente, en caso de que se produzca esto, la organización de la Copa Argentina trasladaría el juego para la primera semana de octubre y no modificaría el juego del lunes.

Unsain: “Sólo queríamos ganar”

La victoria de Newell’s se sostuvo en las manos de Ezequiel Unsain. Fueron pocas las intervenciones del arquero, pero claves para que el equipo rojinegro se reencontrara con ese triunfo que era tan esquivo en los últimos dos meses. Los tres puntos que la lepra sumó en el Coloso tienen relevancia “para seguir adelante” con mayor optimismo, tal cual reconoció uno de los destacados del sábado por la noche, teniendo en cuenta el presente irregular del equipo del Parque.
Además, Unsain sostuvo que el triunfo fue importante “para revalidar el punto conseguido allá en Arroyito”, ese empate que dio inicio a “un nuevo ciclo anímico”, según palabras del entrenador Lucas Bernardi en el posclásico.
“Lo único que queríamos era ganar, queríamos revalidar el punto que habíamos conseguido allá en Arroyito”, declaró Unsain, en quien Bernardi depositó toda su confianza para que ocupe el arco rojinegro  contra Temperley seis fechas atrás.
  Unsain consideró que el triunfo frente a San Martín de San Juan era absolutamente necesario para interrumpir la seguidilla de presentaciones sin ganar, con cuatro empates y cuatro derrotas, y así mirar el futuro con más optimismo. “La victoria es importante para seguir adelante y para esperar con otro ánimo el próximo partido”, manifestó.
  El arquero admitió que contra los sanjuaninos no abundaron las llegadas a los arcos, aunque resaltó que lo trascendente es que se reencontraron con la victoria y también con el gol, algo que se les había negado en los últimos tres partidos. “Sabemos que no fue un partido con demasiadas ocasiones de gol. Pero lo importante es que se ganó y pudimos llegar a convertir”, destacó el entrerriano, de 20 años.
  Aparte resaltó que Newell’s salió airoso del Coloso teniendo que sobrellevar casi un tiempo completo sin Víctor López, que se fue expulsado. “Hicimos un gran esfuerzo jugando gran parte del segundo tiempo con uno menos”, subrayó.
  Cuando se le preguntó por las dos intervenciones que tuvo frente a Marcos Figueroa, en las que les ahogó el grito de gol a los sanjuaninos, prefirió mantener el perfil bajo. “Espero seguir teniendo estas respuestas para el bien del equipo”, dijo con humildad.
  Si bien señaló que no abundaron las jugadas de gol, dijo que fue el encuentro en el que estuvo más activo. “Tuve bastante trabajo con los centros. Se puede decir que es el partido que más trabajé”, dijo.
  Cuando restan cinco encuentros para la culminación del torneo, Unsain dejó en claro cuál es la meta del rojinegro. “El objetivo es sumar la mayor cantidad de puntos para entrar a la liguilla Presudamericana”, señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS