Ovación

El técnico de Newell's apuesta por un esquema de juego fijo hasta el final

Américo Gallego se inclinó por un 4-4-2 que no piensa borrar de aquí en más. El DT rojinegro dijo que a partir de ahora va a "respetar el sistema, porque sólo así se forma un buen equipo" .

Sábado 28 de Febrero de 2015

"Voy a respetar el sistema, porque sólo así se forma un buen equipo, más allá de si algunos jugadores están lesionados". Así Américo Rubén Gallego anunció que se inclinará por un dibujo táctico que nunca utilizó durante el torneo, pero que puso en práctica durante la pretemporada, el 4-4-2, el cual no piensa modificar de aquí en adelante. Los nombres, cambien o no, deberán adaptarse al mismo a partir del lunes cuando Newell's enfrente a Vélez en el Coloso, con una alineación sin sorpresas, más allá de algunos problemas por lesiones y enfermedad (ver aparte).

Entre el Newell's que pretendió tener una postura ofensiva contra Independiente y lo vulneraron por todos lados, y el equipo que se fortaleció en el medio para lograr como sea la victoria ante Aldosivi, el entrenador sacó sus conclusiones y definió el sistema para el futuro, intentando encontrar un funcionamiento equilibrado.

"Newell's va a seguir jugando como lo hizo en algunos partidos, como contra Belgrano (último amistoso de pretemporada), no así contra Independiente, que me equivoqué", dijo Gallego. Además de hacer un mea culpa por lo que intentó desarrollar sin éxito en el debut, dejó claro que el 4-4-2 es el esquema que piensa implementar a partir de acá. El recuerdo del encuentro ante el Pirata, que ganó por 3 a 0, sirve para ejemplificar lo que pretende. Ese día modificó el ataque, obligado por la lesión de Scocco, y tuvo dos hombres de punta (Tevez y Maxi Rodríguez) en vez de los tres que jugaron los amistosos anteriores y que repitió contra el Rojo. La aparición de Tevez, que retrocedía para achicar espacios en el medio cuando había que defender, Scocco y Maxi, dejó muy vulnerable en la zona de volantes. Los tres atacantes netos quedarán archivados, según Gallego, reconociendo que jugando así dieron "muchísimas ventajas a un equipo (Independiente) que jugó de contraataque". Con Villalba y Bernardello demasiados solos en la recuperación, ya que el otro mediocampista Víctor Figueroa tiene una vocación bien diferente, Newell's sufrió horrores en el medio. "Dejamos pensar mucho a los volantes de Independiente y entonces la metían por todos lados, por arriba, por los costados", manifestó Gallego, que si bien sabía que "eso podía suceder", se arriesgó porque consideró que "estaba la posibilidad de lastimar".

La derrota caló hondo y Newell's viajó a Mar del Plata con la necesidad de sumar de a tres. Gallego llamó la atención con un 3-4-2-1, superpoblando la mitad de cancha. "Ese partido lo planteé así porque necesitábamos un resultado positivo. Los que me conocen saben que nunca juego así, con ese sistema", sostuvo Gallego, que puso en el medio a Orzán, Villalba, Alexis Castro y Casco, con Figueroa y Maxi un poco más adelante, siendo Sccoco el único atacante. Atrás estuvieron Cáceres, Leandro Fernández y Víctor López.

Newell's venció 1 a 0, con gol de Maxi, y ahora Gallego volverá a modificar el dibujo. "Voy a respetar el sistema, porque sólo así se forma un buen equipo, más allá de si algunos jugadores están lesionados", subrayó. Por lo manifestado, piensa mantener el sistema, sin importar quiénes deban ocupar cada puesto.

Para ponerles apellidos al esquema, en lo inmediato los que se medirán con Vélez, los cuatro de la última línea serán Cáceres, Leandro Fernández, Víctor López y Casco. En el medio estarán Alexis Castro, Villalba, Bernardello, que cumplió la fecha de suspensión y entrará por Horacio Orzán, y Figueroa. Y en el ataque jugarán Ignacio Scocco y Maxi Rodríguez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario