Ovación

El técnico de Alemania impuso nuevas reglas para sus dirigidos

Low no quiere dejar librado al azar en la búsqueda por el bicampeonato.

Miércoles 30 de Mayo de 2018

El entrenador de Alemania, Joachim Low, impuso un cambio de reglas. Tras ser mencionado como uno de los más permisivos durante el Mundial de Brasil, donde su equipo se consagró campeón tras vencer a Argentina en la final, les exigió a sus jugadores otro comportamiento para Rusia 2018. De cara a la defensa el título impuso que los futbolistas una concentración "sin sexo, alcohol ni redes sociales".
En el 2014, el seleccionado alemán era uno de los pocos que les permitían a las esposas y novias de los futbolistas alojarse en los mismos hoteles.
Sin embargo, Low cambió de parecer y decidió que en Rusia sus jugadores no tengan sexo. Así lo publicó el diario italiano La Gazzetta dello Sport, que cuenta que el entrenador estableció "una serie de reglas" para ir por el bicampeonato.
La primera es el respeto. “El equipo es más importante que el ego. Los jugadores saben muy bien cuál es nuestra línea de comportamiento y saben cuáles son nuestras ambiciones. Somos todos piezas de un rompecabezas”, manifestó el DT.
Le apuntó así al caso del delantero Klose, quien buscaba batir en el Mundial 2014 el récord goleador del brasileño Ronaldo y lo que logró fue perder el puesto con Götze.
También hizo hincapié en los eventos sociales a los que acuden sus futbolistas y a las fotos que aceptan tomarse.
A raíz de eso, "están prohibidas las fotos en el hotel y del vestuario", a la vez que pidió que no publiquen en sus redes sociales. Y, más grave aún, indicó que si hacen trascender noticias confidenciales, los jugadores se arriesgarían a la exclusión.
​¿Qué pasa con las mujeres y el alcohol? Low tiene posturas diversas. Durante la etapa de preparación de Alemania en la ciudad italiana de Appiano, los jugadores pueden, siempre que tengan el permiso de los dirigentes, encontrarse con sus mujeres, novias e hijos para tomar un café o dar un paseo.
Sin embargo, las reglas cambian en Rusia. Por el momento, los parientes no tienen intenciones de seguir a los jugadores, asegura La Gazzetta dello Sport. Por tal motivo, no tendrían sexo mientras estén en el Mundial.
En 2014, los futbolistas tenían prohibido el uso del celular durante las charlas técnicas y no pudieron ver a sus familiares hasta que le ganaron 4-0 a Portugal en el debut en la Copa del Mundo.
En lo que respecta al alcohol, el entrenador les permitirá a sus dirigidos tomar un vaso de vino o de cerveza antes de irse a dormir en Rusia. Low confía en sus jugadores y por eso les da ese privilegio, siempre apelando a la moderación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario