Ovación

El Súper Bowl se "juega" en Rosario

Un grupo de fanáticos vivirán hoy por TV la gran final del deporte más popular de EEUU

Domingo 04 de Febrero de 2018

Para muchos argentinos pasará desapercibido, pero para millones de espectadores en el mundo, el Súper Bowl que se verá hoy, a las 20 por ESPN y Fox Sports, será uno de los espectáculos más esperados del fin de semana. Porque no se trata sólo de la final de fútbol americano de Estados Unidos, entre New England Patriots, defensor del título, y Philadelphia Eagles, en el U.S Bank Stadium de Minneapolis (en Minnesota, la ciudad de Bob Dylan y Prince). Se trata de un show que se juega también fuera de la cancha: se calcula que lo verán unas 190 millones de personas (por televisión, computadoras o celulares), generará sólo en publicidad 418 millones de dólares y unos 27 millones de tuits. Y se mete de lleno en la escena política porque el deporte más visto por los estadounidenses viene visibilizando el repudio de muchos ciudadanos contra las políticas del presidente Donald Trump: varios jugadores se arrodillaron en los partidos durante el himno e incluso se negaron a salir del vestuario en señal de protesta.

El estadio tiene 66.655 plateas que serán ocupadas por quienes pagaron entradas de mil dólares promedio (se habla de una reventa de entre 2.500 y 9 mil dólares), tiene poco más de un año, costó 1.000 millones de dólares y es techado, por lo que protegerá de los aproximados 15 grados bajo cero que se prevén marcará el termómetro. Además, habrá cantantes para el himno y en el entretiempo actuarán Pink y Justin Timberlake.

Mientras que acá, en Rosario, ciudad más que nada futbolera, la expectativa por la edición 52 del "Super Tazón" (según la traducción española) no será masiva pero sí intensa. Es que desde 2013 en que se creó la Rosario Football League (RFL) se juega fútbol americano. Son unos 100 deportistas nucleados en seis equipos, 4 de mayores (Celtas, Espartanos, Orcos y Hienas) y 2 juveniles (Apaches y Persas), que los sábados a las 15.30 compiten en el campo de juego de la Fábrica de Armas Domingo Matheu (Francia 5200). Esta noche, como formando un sólo equipo, se juntarán a ver la final en el bar de Pellegrini 1842, tal como invitan desde el facebook (RFL Rosario Football League). Y desde el sitio también invitan a sumarse a todos los mayores de 19 años que quieran probar con la ovalada, el casco y las hombreras (ver aparte). Ovación dialogó con el coordinador de la liga, Pablo Catalá.

"Se calcula que lo verá uno de cada tres habitantes estadounidenses. Y que se juegue en el norte y no en algún estado del sur, donde el clima es más benigno, es un privilegio para las finanzas de Minnesota que invirtió mucho dinero en el estadio", dijo Catalá, quien hinchará para los Eagles, por "haber ganado menos y no hacer trampas como Patriots, a quienes se les comprobó que espiaban a los oponentes en los entrenamientos y llegaron a desinflar la pelota del juego (la pone el equipo local)", contó Catalá, quien juega de ala cerrada para los Hiena de Rosario y con sus 34 años es entrenador de la selección rosarina.

Cuando se le pregunta quién es el Messi del fútbol americano nombra al quarterback de los Patriots, Tom Brady, de 40 años (como el también brillante Manu Ginóbili), quien se acaba de confesar admirador del rosarino: "Amo a Messi", dijo quien es pareja de la hermosa modelo brasileña Gisele Bündchen.

Para quienes no conocen nada del juego o lo creen igual al rugby, Catalá explicó algunos ABC: "En el fútbol americano el contacto es de manera inesperada, puede provenir de distintos lados; mientras que en el rugby uno tiende a ver venir el golpe, lo está esperando. La otra diferencia es la intensidad del contacto, en el rugby siempre es uno contra uno, el que está esperando versus el que tacklea, en cambio en el fútbol americano hay once tipos haciendo contacto todo el tiempo", detalló, antes de resaltar que los capos máximos del juego son los norteamericanos, seguidos por los canadienses, mexicanos, brasileños y luego pelean la supremacía siguiente entre argentinos y panameños. Y agregó: "El pase, a diferencia del rugby, se da para adelante, los tantos se suman de a seis y las conversiones de a una y se marcan como en el rugby pero sin necesidad de apoyar la pelota, en la cancha hay 11 jugadores, aunque en Rosario jugamos con 9, además un partido puede durar unas 3 horas pero este, con todo el show, se extenderá por espacio de 4". Una breve reseña para sentarse a ver de qué se trata.

Campamento para novatos

Quienes quieran comenzar a jugar en Rosario deberán sumarse al "Campamento para Novatos" que se lanzará el 10 marzo y finalizará en mayo. "Se trata de 8 cotejos, con técnicos y capitanes, que se realizarán los sábados de 13 a 19. Se brinda un entrenamiento teórico, técnico, táctico y físico. Somos muy rigurosos, el casco puede ser un arma y queremos tomar recaudos de quién juega y cómo. Una vez que se termina esta instancia se realiza el draft. Los mayores juegan a partir de los 19 años y los menores a partir de los 14", explicó Catalá (para más datos en la web (www.rfl.com.ar), Facebook e Instagram.

Los lugares de entrena-miento son el parque Scalabrini Ortiz y la intersección de Dorrego y el río.

Tras los campamentoscomenzarán los encuentros en la liga local denominada "Tazón de la Bandera". Van de junio a octubre. Y en noviembre se dan los torneos interprovinciales en los que por ahora compiten con Buenos Aires y Córdoba (el año pasado le ganaron a los de la Docta y perdieron con Buenos Aires). En Rosario, en cambio, los que vienen quedándose con el título en los últimos cinco años son los Orcos, a quienes el año pasado secundaron los Hiena.

Catalá destacó que en diciembre Argentina jugó el primer partido internacional, con derrota ante Brasil. Hay ocho rosarinos en el combinado nacional: el propio Catalá, Ignacio Colautti (juega de profundo para Orcos), Jorge Mardenlli (centro, Espartanos), Mariano Nicosia (tackle, Espartanos), Germán Nitsh (linebacker, Orcos), Iván Partal (centro, hienas), Estéfano Scorza (tackle, Orcos) y Javier Torres (profundo, Espartanos).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario