Ovación

El show de Maradona con selfies, saludos en medio del partido y festejos

Dorados de Sinaloa ganó 4 a 1 en el debut de Diego como entrenador que tuvo marca personal de las cámaras.

Martes 18 de Septiembre de 2018

Diego Maradona tuvo ayer un debut soñado como entrenador de Dorados de Sinaloa, que juega en el ascenso mexicano, al ganar 4 a 1 como local a los Cafetaleros de Tapachula.
La expectativa para el primer partido en México del excapitán de la selección argentina fue máxima. A pesar de que el estadio no tuvo un lleno total, las miradas se enfocaron en el técnico, que tuvo una noche intensa.
Maradona soportó una marca personal de las cámaras de televisión, que seguían exclusivamente al Diez. Todos sus movimientos ocupaban un espacio en uno de los ángulos inferiores de la transmisión del partido.
maradona1.PNG

Los Dorados tuvieron una noche inmejorable: marcaron el doble de goles que acumulaban en los primeros seis partidos del torneo, se acercaron a la zona de Liguilla y dieron un salto anímico para el cierre del campeonato.
El equipo se impuso a Cafetaleros, colero de la clasificación, con un "hat-trick" del delantero ecuatoriano Vinicio Angulo (59', 61' y 75', éste último de penal) y un tanto de Alonso Escoboza (86').
Maradona festejó cada gol con mucha intensidad, agradeciendo a "dios" y a sus "papás" en cada anotación. Abrazó a los jugadores que tenía más cerca e incluso entró a la cancha para felicitar a los goleadores, a pesar de los regaños del árbitro.
Maradona en Dorados

Tapachula descontó con Sebastián Ibars (63') y estuvo a punto de igualar gracias a un disparo lejano de Christian "Hobbit" Bermúdez, cuyo remate impactó contra el travesaño, picó adentro de la portería y se fue lejos de las redes. Ni el juez central ni el asistente pudieron observar la jugada y no convalidaron el gol.
"Dimos el primer paso. Gracias a todos por el aguante!", escribió en redes sociales el ex futbolista de Boca Juniors en su país natal, que también se abrazó con su auxiliar Luis Islas para festejar el triunfo.
"Hicimos un gran partido, lo veníamos planeando desde que vimos a Cafetaleros", añadió Maradona en rueda de prensa. "Para la gente tonta que habla sin saber, soy un enfermo del fútbol, me veo todos los partidos y aquí va a ser igual", advirtió.
Embed

"Yo voy ciego con los jugadores, se habla del 4-1 pero no del sacrificio en los entrenamientos. Yo no vine a callar bocas, vine a trabajar", manifestó el argentino, de 57 años.
Dorados fue mejor tanto en el desarrollo del juego como en la definición en las áreas. El desempeño del equipo cautivó a su técnico, que los animaba cada tanto. "Así, así, carajo, así los quiero ver", gritaba Maradona con el puño apretado.
Cuando el partido culminó, el entrenador argentino festejó junto a los jugadores con la afición y se dio tiempo de tomarse fotos con el cuerpo técnico y algunos jugadores de Tapachula, que lo buscaron para una "selfie".
Con el triunfo, Dorados subió al décimo puesto del Acenso MX con seis puntos, a tres de la zona de playoffs, tras ocho fechas. Los dirigidos por Maradona tienen en su favor que ya cumplieron con su fecha de descanso, debido a que el torneo tiene 15 equipos.
Dorados todavía jugará siete partidos más. Los primeros ocho clasificados disputarán una Liguilla por el título, que vale medio boleto por el ascenso a Primera División.
"No hay ningún 'efecto Maradona', no hay secretos, acá está el trabajo, nadie le regala nada a nadie. Trataremos de ser un ejemplo, se ganó un solo partido, quedan varias finales", concluyó Maradona tras su debut.
El próximo partido del "Gran Pez" será el próximo sábado, como visitante ante los Alebrijes de Oaxaca, un rival directo, y posteriormente visitará a Querétaro en un partido por los octavos de final de la Copa MX.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario